viernes, 20 de octubre de 2017 16:19
Economía

Mercedes-Benz se salva de un propio Dieselgate, de momento

|

Logotipo Daimler


Los responsables públicos del Gobierno de Alemania que están investigando a la firma automovilística Mercedes-Benz, propiedad del grupo Daimler, no han encontrado por el momento pruebas de que la compañía haya utilizado un software ilegal en sus vehículos para manipular las emisiones.


Según ha informado un portavoz del Gobierno alemán, no se han encontrado indicios de que la corporación con sede en Stuttgart hubiera incorporado este tipo de dispositivos en sus vehículos.


La compañía, por su parte, ha afirmado que, basándose en toda la información de la que dispone, recurrirá a la vía legal para luchar contra las acusaciones de que utilizó un software ilegal en sus coches.


La empresa que preside Dieter Zetsche fue convocada el pasado jueves por el Gobierno del país para mantener una reunión en relación con que la corporación presuntamente podría haber comercializado más de un millón de vehículos con emisiones por encima de lo permitido en Europa y Estados Unidos.


La revista alemana 'Der Spiegel' indicó que desde la autoridad alemana encargada de certificación KBA se creía que Mercedes-Benz podría haber equipado a sus vehículos diésel con un software ilegal.


No obstante, la KBA destacó que todavía hay que esperar a que se publiquen los resultados de la investigación.


Fuentes cercanas a dicha investigación indicaron que se están centrando los trabajos en dos motores diésel que podrían montar un dispositivo que manipulara las emisiones para superar los controles.


Los modelos GLK 250 y GL 350 están entre los vehículos que usan dichos propulsores.

relacionada El 'dieselgate' de Volkswagen salpica a Porsche
relacionada Opel no incumplió la normativa de emisiones contaminantes

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil