lunes, 21 de agosto de 2017 10:32
Opinión

¿LA SERPIENTE DE VERANO ES CATALUÑA?

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Colas ElPrat

Imagen de archivo de las colas en el Aeropuerto de Barcelona


Los veranos informativos suelen ser como las lluvias en esta estación: muy secos en noticias y los periodistas tienen que buscar la información hasta debajo de tierra. Por eso, cuando se produce un hecho de cierta "importancia" o repercusión en la ciudadanía, este es cogido fuertemente por los periodistas y se exprime como las uvas, hasta sacar la última gota. Hay que seguir produciendo informaciones para publicarlas en los diarios digitales, papel, telediarios y servicios informativos radiofónicos. La información se ha convertido en imprescindible para las personas a las que les gusta estar informadas de lo que sucede en su entorno más próximo o en el resto del mundo.


La misión de los medios de comunicación es cubrir la información donde quiera que se produzca, dependiendo de los medios materiales y humanos que dispongan.


En verano la actividad política, económica y social disminuye considerablemente pero ahí está la denominada serpiente de verano o culebrón de verano, que todos los medios de comunicación explotan al máximo. Cada año se produce una o más de una, con los distintos enfoques que le den los medios de comunicación.


Este verano, Cataluña y especialmente su capital -aparte del mono tema de la consulta-, Barcelona, se está llevando la palma en acontecimientos desagradables que deja muy mal parada su imagen: los incidentes reiterados de los descontrolados cachorros de la CUP contra el turismo en Barcelona, que se ha exportado también a Baleares y Valencia con los prejuicios que eso supone para el sector económico. El culebrón de la marcha de Neymar al PSG, que no es menor. El conflicto en el Aeropuerto del Prat con la huelga de los trabajadores de la empresa de seguridad que hace el control de los billetes. Es la primera vez, que recordemos, que pasa este tipo de huelga que tanto perjudica a los ciudadanos que tienen que esperar todo un año para irse de vacaciones.


Es como si de repente Cataluña se hubiera transformado en Egipto y las plagas, no precisamente bíblicas, hubieran caído de golpe sobre ella. ¿Todo es casualidad? ¿Qué está sucediendo entre bastidores? ¿Quién o quiénes serán los salvadores de estas situaciones surrealistas?


Alguien dijo: "Una vez es coincidencia, dos es casualidad y tres es la acción del enemigo". En esta ocasión, el culebrón del verano se ha convertido en un autentica película de terror con secuencias muy graves que nadie ha calculado. ¿O sí?


Artículo publicado originalmente en CatalunyaPress.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil