jueves, 14 de diciembre de 2017 11:04
Sociedad

La enfermera detenida por matar a un paciente estaba vigilada desde 2015 por un caso similar

|

Hospital Universitario Principe

Fachada del hospital donde han ocurrido los hechos | Foto: Wikipedia Commons


El verano de 2015, la titular del Juzgado número 4 de Alcalá de Henares (Madrid) ordenó a la policía la instalación de una cámara de videovigilancia en la unidad de Medicina Interna en la que trabaja Beatriz L.D.la enfermera que ha sido detenida este sábado por supuestamente asesinar a una paciente.


Según ha podido El País, la juez decidió esta medida después de que otra paciente octogenaria muriera en extrañas circunstancias, un caso que acabó cerrándose por la falta de pruebas que permitieran incriminar a alguno de los trabajadores del departamento.


Esta primera muerte se produjo en verano de 2015, justo cuando iba a recibir el alta. Ese dato fue el que hizo sospechar a los sanitarios, que iniciaron una investigación de todo lo ocurrido Se llevó el caso a la Policía Nacional, que pidió el listado de trabajadores e interrogaron a alguno de ellos pero no pudieron demostrar si hubo asesinato.


Aun así, pidieron a la juez que permitiera la instalación de la cámara y ésta accedió. La colocación del dispositivo se mantuvo en completo secreto ya que la juez prohibió que se informara a ninguno de los trabajadores para no interferir en las investigaciones.


Y algo curioso ha ocurrido: nada raro se ha visto en esas imágenes ya que la enfermera detenida estuvo de baja tras sufrir una lesión en una muñeca y en un brazo con motivo de un accidente laboral. Ahora, tras su reincorporación hace unos tres meses –trabaja en el área de geriatría debido a su especialidad- ha ocurrido la segunda muerte.


VUELVEN A SALTAR LAS ALARMAS


La semana pasada, una mujer de 86 años murió justo 24 horas antes de que recibiera el alta médica. Y volvieron a saltar todas las alarmas. Los médicos intentaron reanimarla sin éxito y la mujer no reaccionó a la medicación ni a las descargas del desfibrilador, hecho que hizo sospechar.


Por ello, pidieron permiso a un familiar para someter a la fallecida a un TAC y las peores sospechas se confirmaron. Los médicos hallaron gran cantidad de aire en el corazón, lo que le produjo una muerte casi inmediata.


Los facultativos avisaron inmediatamente al juez de guardia y a la Policía Nacional y se ordenó la custodia del cuerpo para evitar cualquier manipulación o alteración de pruebas. La cámara de videovigilancia fue clave para detener a Beatriz L.D tres días después de la muerte de la paciente. 

relacionada Detenida una auxiliar de un hospital en Madrid por supuestamente matar a una paciente

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil