jueves, 23 de noviembre de 2017 17:27
Sociedad

Algunas sustancias usadas en tatuajes se acumulan en los ganglios linfáticos

|

Tatuador haciendo tatuaje


Un grupo de científicos alemanes y franceses ha comprobado que diferentes sustancias presentes en las tintas usadas en los tatuajes se acumulan en los ganglios linfáticos.


La Comisión Europea ya había alertado del peligro de algunas sustancias colorantes presentes en estos tipos de productos, aunque la ausencia de estudios clínicos nunca había permitido comprobar los efectos nocivos para la salud.


Ahora, un estudio publicado en la revista ‘Scientific Reports’ demuestra que algunas de las sustancias presentes en los pigmentos infiltrados en la piel se trasladan al interior del organismo, acumulándose en los ganglios linfáticos. Esto dificulta, por ejemplo, las pruebas para diagnosticar el cáncer.


Sustancias tatuajes ganglios lifaticos


Cuantos más tatuajes tenga una persona, más sustancias peligrosas se le habrán acumulado.


Los investigadores del Instituto Alemán de Evaluación de Riesgos y el Laboratorio Europeo de Radiación Synchotron –Grenoble, Francia- señalan además que la eliminación de tatuajes con láser no resuelve el problema, sino que lo empeora.


El láser disemina los pigmentos por el organismo y causa en ellos una reacción química.


Entre las sustancias peligrosas para la salud usadas en las tintas para tatuajes están el níquel, el cromo, el manganeso, el cobalto y el dióxido de titanio.


Además, el color más usado para los tatuajes, el negro, contiene compuestos orgánicos cancerígenos, los hidrocarburos aromáticos policíclicos.


LA POSTURA DE LOS PROFESIONALES


A través de un comunicado, la Federación Española del Tatuaje (FET) señala que en España y específicamente en cada Comunidad Autónoma existen normativas que regulan las prácticas del tatuaje. “Por lo tanto, todos los profesionales del tatuaje deben tener una formación higiénico-sanitaria y precisan de una licencia sanitaria de establecimiento para ejercer la profesión”.


La FET señala también que “Europa cuenta con una de las regulaciones de tintas más restrictivas que existen en el mundo”.


Aunque reconocen que “existen tintas fabricadas en países que no cumplen los requisitos y controles de seguridad y que mayoritariamente fomentan su venta a través de internet, las cuales contienen sustancias que no cumplen dicha normativa”.


"En España como en Europa, se está trabajando para evitar la mala praxis, tanto en la fabricación de las tintas y productos que intervienen en la práctica del tatuaje, como en la formación de los propios profesionales", señalan.


Esta Federación sostiene que el estudio publicado en la Revista Scientific Reports existen "múltiples incongruencias y datos que no son ciertos".

relacionada La mayoría de productos usados en los tatuajes no están autorizados y muchos pueden provocar cáncer

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil