lunes, 23 de octubre de 2017 06:28
Politica

Enric Millo defiende que la actuación policial es responsable, profesional y proporcionada

|

Referendum Catalunya
Un efectivo de la Guardia Civil en un pabellón preparado para la votación.


El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha asegurado este domingo que la Policía Nacional y la Guardia Civil están actuando con proporcionalidad para evitar el referéndum, y ha pedido que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "frene esto".


En rueda de prensa este mediodía en la Delegación del Gobierno en Barcelona, ha reivindicado que la policía está actuando con "responsabilidad, profesionalidad y proporcionalidad", y que está cumpliendo órdenes judiciales para frenar el 1-O.


Ha dicho que las cargas policiales han sido aisladas y que se si se han producido ha sido para proteger la "integridad física" de los agentes: en estos casos, ha añadido Millo, también se ha actuado con proporcionalidad.


"NOS VEMOS OBLIGADOS"


El delegado del Gobierno, Enric Millo, ha explicado este domingo que la Policía Nacional y la Guardia Civil están interviniendo en los colegios electorales por la falta de acción de los Mossos: "Nos vemos obligados a hacer lo que no queríamos hacer".


En rueda de prensa en la sede de la Delegación, ha recordado que los Mossos tenían la obligación de evitar que se abrieran los colegios electorales, pero "se ha impuesto la línea política por encima de la profesional" en el cuerpo policial y no ha sido así.


Guardiacivil 6

Efectivos de la Guardia Civil intentando aplicar la orden judicial.


Millo ha pedido comprensión a los ciudadanos ante la intervención policial porque, según ha dicho, "el objetivo no son las personas, sino el material electoral" que hay dentro de los colegios.


"Se ha impuesto la línea política por encima de la profesional, poniendo en riesgo el prestigio de un cuerpo policial" que debería proteger al conjunto de los ciudadanos, sea cual sea su ideología, ha lamentado.


Millo ha recordado la obligación de los cuerpos policiales de impedir la votación a instancias del Tribunal Constitucional (TC) y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC): "Debemos velar por la seguridad de todos los catalanes".


Ha lamentado "la irresponsabilidad descomunal de poner en riesgo a niños y ancianos" ante los colegios electorales, a sabiendas de que la policía tenía orden de impedir la votación, y ha pedido colaboración a los ciudadanos.


EL REFERÉNDUM ES UNA FARSA


Millo ha criticado que "por primera vez en la historia se han cambiado las reglas del juego a 45 minutos" de empezar una votación, en alusión al anuncio del Govern de que habrá censo universal y que los ciudadanos podrán votar en cualquier colegio, sin necesidad de sobres y pudiendo imprimir las papeletas en casa.


Considera que estos cambios corroboran que es todo una farsa y que lo de este domingo no es en ningún caso un referéndum con garantías "No tienen nada para montar una votación mínimamente seria".


También ha dicho que el Govern empezó a intentar "romper el estado de derecho el 6 y 7 de septiembre -cuando se votaron las leyes de 'desconexión'- creando un marco paralelo para satisfacer el deseo de una parte secuestrada por una minoría radical".


INTERIOR DEFIENDE EL DESPLIEGUE


AntidisturbiosurnasAgentes retiraron urnas a primera hora.


El Ministerio del Interior ha defendido que su "metódico" despliegue para requisar las urnas del referéndum independentista "busca cumplir la ley de forma ordenada" en cumplimiento de la orden dictada por la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).


El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, también se ha referido a la intervención policial: "La @policia retira urnas para hacer cumplir el mandato judicial y la legalidad ante el referéndum ilegal", ha publicado Zoido desde su cuenta de Twitter, acompañado de la etiqueta #Estamosporti.


"Proporcionalidad y profesionalidad. Así actúan la Guardia Civil y la Policía, como este agente dialogando con un padre", ha defendido el ministro de Interior.


REFERÉNDUM DESBARATADO


El Gobierno considera que el Estado de Derecho ha "desbaratado" el referéndum, después de que el Gobierno catalán cambiase las reglas del juego 45 minutos antes de la votación, liquidando así "cualquier vestigio de respetabilidad democrática".


Fuentes del Ejecutivo explican que con el anuncio del Ejecutivo de Carles Puigdemont de que se podrá votar en cualquier lugar, con un "censo universal", sin sobres y con la papeleta traída de casa "certifica que han liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática".


Estas fuentesrecalcan que si el 6 y el 7 de septiembre -cuando se aprobaron las leyes de referéndum y de transitoriedad jurídica y fundacional de la república- fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral".


relacionada La Guardia Civil clausura la sala que gestiona los datos del referéndum catalán

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil