sábado, 18 de noviembre de 2017 16:46
Sociedad

Ratificada la condena a la expresidenta de Parque Animal por el "masivo" sacrificio de perros y gatos

|

Expresidenta parque animal sale juzgados





La Audiencia de Málaga ha confirmado la condena dictada por el Juzgado de lo Penal número 14 de Málaga contra la que era presidenta de Parque Animal de la localidad malagueña de Torremolinos, a la que impuso tres años y nueve meses de prisión y multa de 19.800 euros por los delitos de maltrato animal, falsedad e intrusismo profesional, por el sacrificio "masivo" de perros y gatos.


La sentencia de la Audiencia acepta los hechos declarados probados por el juzgado, que consideró que la acusada era quien "impartía las instrucciones y ejecutaba materialmente los hechos" con la colaboración de un trabajador, que también fue condenado por maltrato e intrusismo profesional a un año de cárcel y multa; realizando los sacrificios desde principios de 2008 y al menos hasta octubre de 2010.


Así, el Tribunal de apelación sólo estima parte de los recursos presentados por las defensas, en cuanto que considera un sólo delito de intrusismo, en lugar del carácter continuado; aunque mantiene la misma pena de multa impuesta en este caso, en atención "a la gravedad del ilícito cometido"; y rechaza los demás argumentos expuestos, confirmando el resto de la sentencia dictada por el magistrado.


En este sentido, la Sala apunta que los condenados, "ejerciendo actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico, aumentaron de una manera deliberada y consciente el sufrimiento de los animales a los que sacrificaban, defraudando la confianza de las personas que entregaron animales a la asociación en la esperanza de que les encontrarían un hogar".


El Tribunal se remite a la resolución dictada por el juzgado, en el sentido de considerar que la entonces presidenta de la asociación, Carmen M., "con la cooperación" del otro, "causó intencionadamente la muerte de un número indeterminado de animales domésticos, por el procedimiento de aplicar de propia mano" un producto por vía intramuscular "a una menor dosis de la eutanásica, prolongando de esta forma la agonía de los animales".


La Sala señala que con independencia de que el uso de una dosis menor del eutanásico "obedeciese a una finalidad lucrativa, ello es compatible con que las acciones desarrolladas por los recurrentes suponían someter a los animales sacrificados a padecimientos absolutamente injustificados e innecesarios", pues disponía la asociación "de los medios precisos para realizar los sacrificios --veterinarios y quirófano--".


Pero, "de forma consciente e intencionada, ambos acusados asumen el aumento deliberado y cruel del padecimiento sufrido por los animales en el momento de su muerte", algo que "resulta palmario, al ser conscientes de la agonía que sufrían los animales, al verlos como se retorcían, dando alaridos, orinándose, al tiempo que se asfixiaban lentamente, contrayéndose sus músculos".


Además, considera que en dicha sentencia "se analiza de forma exhaustiva y pormenorizada toda la prueba practicada, tanto pericial, como testifical y documental, expresándose por el juzgador los motivos que determina un pronunciamiento de condena por cada uno de los ilícitos objeto de acusación". Se insiste en que "de manera nítida y expresa se relatan las acciones desarrolladas" por los condenados "con el consiguiente aumento injustificado del sufrimiento de los animales en el momento de su muerte".


Desde la protectora El Refugio, como acusación popular piden la ejecución de la condena y el ingreso en prisión de la condenada. Su presidente, Ignacio Paunero, considera que se trata de "un día histórico para la protección animal en España", tras ratificar la Sección Segunda de la Audiencia malagueña la sentencia. "Vamos a poder ver, por vez primera, entre rejas a una maltratadora a la que habíamos denunciado hace cinco años", ha dicho en un comunicado.


"Nuestra más sincera enhorabuena al juez que ha dictado esta histórica y ejemplar sentencia condenatoria y nuestro agradecimiento al equipo del Seprona por la impecable investigación llevada a cabo en torno al caso", ha señalado Paunero, quien ha indicado que el colectivo espera que "no sea la última" resolución en este sentido.


"Desde El Refugio, nos sentimos felices y orgullosos de comprobar que nuestra justicia condena severamente el maltrato animal", ha concluido el presidente de El Refugio, una organización sin ánimo de lucro, cuyas actividades principales son la prevención y denuncia del abandono y maltrato de los animales, la gestión de su centro de adopción de animales abandonados, su centro veterinario y la realización de campañas de divulgación, concienciación y denuncia.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil