sábado, 18 de noviembre de 2017 18:24
Opinión

SOLO LOS COBARDES NECESITAN DE LA MENTIRA PARA ELUDIR LA REALIDAD

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital


Puigdemont no acata cese


“Quién no es agradecido perjudica a todos los que necesitan ayuda”, decía el escritor romano Siro, hace ya bastantes siglos. Así podría calificare la actitud de Carles Puigdemont, huido a Bruselas para escapar de la justicia. En esa huida hacia delante, le han acompañado, seis exconseller, dos de los cuales se lo han pensado mejor y han vuelto a Barcelona para acudir a declarar .Saben lo que se juegan si no comparecen, pero tienen la esperanza puesta en el abogado que ha defendido a algún etarra. ¿Quiere Puigdemont que surja una ETA catalana?.


Cuando quienes dirigen un país, utilizan la huida para salvarse - antes lo hacían por las cloacas, ahora en aviones-, dejando colgados al resto de compañeros de su gobierno, la presidenta en funciones del Parlament y miembros de la mesa,  es de una cobardía tan grande que solo puede ser interpretada, que no entendida, por el miedo escénico a ser detenido. ¿Pero pensaban que todos sus actos no iban a tener consecuencias? .¿Se creían que la declaración de independencia era como jugar al monopoli, o una travesura de niños que juegan a gobernantes?.


Con estos actos de desobediencia, fuga y falta de responsabilidad, lo único que han hecho es ponérselo más difícil a los que se han quedado en Barcelona y van a comparecer ante la justicia. Seguramente, a los que están en Bruselas, les importa un pito que los jueces puedan decretar prisión preventiva para ellos, ante la posibilidad de fuga como ellos que se han “exiliado" a la capital de Europa.


El desconcierto se ha instalado entre el mundo independentista interesado y la ciudadanía de a pie, buena parte de esta última no entiende la postura de Puigdemont. Piensan que deberían haberse quedado y afrontar la situación y las consecuencias, lo llaman traidor. También los afectados están divididos aunque en público intenten dar imagen de unidad, pero no es así. Puigdemont no es un valiente, ni es consciente ¿o sí? de la situación que su decisión ha generado, en esta Catalunya, que él dice defender. Es rotundamente falso y no ha dejado ni un solo instante de engañar. “El cobarde a sí mismo se llama prudente”, se suele decir, pero es un eufemismo que ya no cuela.


Puigdemont llama a la gente a mantener viva la lucha, cuando él ha sido el primero en salir corriendo, es cabreante. ¿Qué quiere enfrentamientos  en las calles?.


Seguir manteniendo que la República Catalana está instaurada y que parte de su gobierno, como es el caso de Junqueras, siga firmando sus artículos de opinión en diarios extranjeros como vicepresidente de Catalunya, es un insulto a la ciudadanía, al mismo tiempo que su partido, ERC, ha manifestado su intención de concurrir a las elecciones del 21 de diciembre,   es de un sin sentido supino. Lo que está clarísimo es que Junqueras, no solo no va a encabezar, ni va a estar en ninguna lista, lo mismo que Puigdemont, Forcadell y algunas más posiciones. Lo veremos, lo mismo que el valiente Puigdemont y más de uno de los actores de esta comedia de Valle Inclán. El que manda mal, pierde la autoridad de su mando y eso es lo que le ha pasado a Puigdemont, Junqueras, Forcadell.


Vamos a seguir teniendo unos días intensos en acontecimientos, que en más de una ocasión nos van a dejar sin aire, nos van a transportar a otras épocas recientes que creíamos ya olvidadas. Esperemos que los resultados no sean los mismos.



Los astutos, que creen que han descubierto las grandes estrategias, pero vencen siempre en el primer momento, suelen ser vencidos antes de lo que piensan.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil