domingo, 19 de noviembre de 2017 01:58
Opinión

DE EUROPA Y DE REFERENDOS

Miquel Escudero
Miquel Escudero

Francisco Sosa Wagner eurodiputado EPyD

Francisco Sosa Wagner fue eurodiputado por UPyD


Europa es la aventura política, social y cultural más relevante que nos ha tocado vivir a las personas de nuestras generaciones, reitera el jurista Francisco Sosa Wagner, quien hace unos años fuera eurodiputado por UPyD. En la construcción europea, Sosa valora las instituciones de la Comisión (un gabinete de Gobierno con 28 miembros) y el Parlamento (con 751 miembros) pero no la del Consejo Europeo, que es la reunión de jefes de Estado y de Gobierno. 


La razón es que considera a este Consejo un obstáculo insalvable para avanzar por el camino de la unidad europea y de la superación de los nacionalismos que han atenazado durante siglos al viejo continente. Ni Jean Monnet ni los padres fundadores (entre ellos, Adenauer, De Gasperi, Schuman, Spaak y Spinelli) contemplaban esta institución que resulta bloqueadora de la unidad de acción. Pero ahí está.


En sus Cartas a un euroescéptico, escritas hace cuatro años con Mercedes Fuertes, Francisco Sosa Wagner alertaba sobre los complejos industriales y tecnológicos, fortalecidos por una red que se beneficia de nuevas técnicas de comunicación, con acciones dispersas por el mundo entero, con numerosos expertos a su servicio para retorcer las leyes o aprovecharse de sus contradicciones, frente a unos Estados fáciles de manipular y reducidos a poderes públicos ‘enanos’. Una demoledora realidad que debe ser adecuadamente respondida por la Unión Europea para defender los derechos de los ciudadanos, de ahí la absoluta necesidad de la Unión no de la división. Hablemos ahora de los referendos que algunos venden como la quintaesencia de la democracia.


En sus recientes Memorias dialogadas (Ediciones Deliberar), el jovial escéptico ‘asturleonés de Marruecos’ que es Sosa Wagner califica los referendos como instrumentos de la demagogia y recurso grato a los dictadores. Pero otorga un sí rotundo a los referendos planteados por un gobernante que se tome en serio a los ciudadanos y les pregunte algo que se pueda contestar con los elementos de juicio necesarios y el debido conocimiento a su disposición. Da un ejemplo pertinente: ‘¿nos gastamos el dinero en unas instalaciones deportivas o en una escuela de música?’. 


Hay que pulsar y conocer la opinión del pueblo llano pero no utilizarlo para “dar el gato de un gatuperio por la liebre de la democracia rectamente entendida”. A buen entendedor… 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil