domingo, 19 de noviembre de 2017 01:53
Politica

España propone un nuevo reparto de cuotas de pesca del atún rojo

|


Atun rojo

El Gobierno  quiere establecer un nuevo acuerdo de cuotas en las costas españolas.


El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha presentado un proyecto de Real Decreto que regula la pesca del atún rojo en aguas españolas en los próximos años y establece aumentos de cuotas para las flotas afectadas por las restricciones del plan de recuperación de la especie.


El Gobierno ha realizado esta propuesta al considerar que la recuperación del atún rojo es una realidad y que en la reunión de ICCAT (La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) que comienza este martes en Marrakech (Marruecos) hasta el próximo 22 de noviembre.


La propuesta ministerial, presentada por la directora general de Recursos Pesqueros, Isabel Artime, a las comunidades autónomas y sectores implicados propone conceder casi un 8 por ciento a la flota canaria; un 2,87 por ciento a las flotas de artes menores del Mediterráneo y un 1,29 por ciento a los artes menores del estrecho de captura limitada.


La propuesta de Real Decreto se plantea ante la previsión de que en la vigésimo quinta reunión de ICCAT se fijará un total admisible de capturas de 36.000 toneladas para 2020 ante la recuperación de la especie, lo que supone un incremento del 57 por ciento del total admisible de capturas (TAC).


El proyecto propone detraer un 5,8452 por ciento de las flotas altamente dependientes para incrementar la cuota de las flotas que se vieron afectadas por las medidas restrictivas del plan de recuperación que ahora termina.


Además, reintegra a la captura accesoria a la flota de palangre de superficie del Atlántico para que pueda volver a retener las posibles capturas que puedan producirse en su actividad dirigida al pez espada y los tiburones pelágicos.


A este respecto, el Ministerio ha informado de que la administración mantiene en las flotas altamente dependientes el 86,75 por ciento de la cuota española para mantener la rentabilidad en sus operaciones y como reconocimiento a los esfuerzos desplegados en los años en los que se ha rebajado la cuota.


En este contexto, este lunes el grupo Balfegó, especializada en la pesca, acuicultura y comercio de atún rojo, ha reclamado a ICCAT que acuerde subir la cuota del atún rojo hasta 36.000 toneladas, una cifra que coincide con las conclusiones de la evaluación del stock del atún rojo (Thunnus Thynnus) del Atlántico Este y Mediterráneo realizadas por el Comité Cientítifico (SCRS) de este organismo.


Incluso, la empresa considera que esto incluso "debería permitir" que la cuota se acercara a 32.000 toneladas en 2018 y dejar para 2019 y 2020 los crecimientos más moderados. Por ello, opina que este "incremento evidente" del estock debe llevar a sustituir el actual plan de recuperación de la especie por un plan de gestión.


Si bien, ante esta subida de cuotas esperada, confía en que la UE pueda "vencer las presiones que puedan ejercer ciertos países, incluso de manera interpuesta" a través de ONG para que las cuotas no aumenten de forma tan decida.


Al respecto, la Organización de Productores de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC)y WWF han presentado un documento de recomendaciones para la gestión sostenible de la pesquería a largo plazo en la reunión que comienza mañana en Marruecos en el que abogan por que de manera imprescindible se adopten "planes de evaluación de impacto" de los FAD sobre las poblaciones de atún y el ecosistema.


Su propuesta plantea también que las partes contratantes garanticen que no se utilizan artes de pesca enmallantes y que promuevan la investigación de dispositivos biodegradables para reducir el posible impacto ambiental.


Al mismo tiempo, urgen a que ICCAT prohíba totalmente los transbordos en alta mar porque consideran que son un "vehículo claro de actividades de pesca ilegal" y que exista una cobertura de observadores a bordo del 100 por ciento en el plazo de cinco años.


En concreto, su propuesta es que ICCAT se trace un plan para aumentar gradualmente la cobertura de observadores del 5 por ciento actual al 100 por cien durante un período máximo de 5 años, estableciendo un mínimo del 20 por ciento para finales de 2018.


OPAGAC y WWF reconoce los progresos de ICCAT para desarrollar normativas de control en las capturas de atún tropical y de su estrategia de gestión, pero opinan que el organismo debería implicarse más activamente y responsabilizarse para desarrollar planes de trabajo plurianuales que garanticen que los distintos países pesqueros de la especie pueden controlar sus capturas no más tarde de 2021.


Este conjunto de recomendaciones son fruto del proyecto de mejoría de la pesquería que han desarrollado ambas organizaciones en consonancia con el estándar Marine Stewardship Council (MSC). 

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil