miércoles, 13 de diciembre de 2017 16:13
Opinión

LAS CIFRAS CUESTIONADAS DE FRAY BARTOLOMÉ DE LAS CASAS

Miquel Escudero
Miquel Escudero

Bartolomedelascasas




El padre de fray Bartolomé de las Casas participó en el segundo viaje de Colón al Nuevo Mundo: una expedición que duró casi tres años desde que partiera en 1493, y compuesta por unos 1.500 hombres en cinco naos y doce carabelas. El jefe militar fue el ampurdanés Pedro de Margarit; representado en el monumento barcelonés a Colón, con quien se enemistó. Cuando Bartolomé de las Casas viajó a las Indias tenía 28 años y aún no era cura -llegó a ser el primer sacerdote ordenado en América-. Años después, se mostró especialmente combativo contra los abusos de algunos españoles contra los indios. Y al poco, lo recibió en audiencia el rey Fernando el Católico. El cardenal Cisneros le nombró ‘protector de indios’. Un jovencísimo rey, quien habría de ser emperador Carlos V, facilitó a Las Casas la dirección de un ensayo de colonización en la ciudad venezolana de Cumaná, en la entrada del golfo de Cariaca. Pero en 1521, tras una ausencia del fraile, el experimento se vino abajo a causa de una matanza de españoles a manos de unos indios. Dos años más tarde, Las Casas entraría en la orden de los dominicos.


Hombre influyente y respetado en instancias oficiales, el sevillano Bartolomé de las Casas fue llamado en 1542 (cuarenta años después de su llegada a América) por el ya veterano emperador Carlos V, para escucharlo atentamente. Rechazó ser obispo de Cuzco, pero al año siguiente aceptó serlo de Chiapa, en Guatemala. Con casi 80 años de edad, de los más de noventa que vivió, publicó su Brevísima relación de la destrucción de las Indias; un texto que le ha dado fama universal según el título que mucho antes le concediera Cisneros.


Ha habido voces discordantes con ese ensalzamiento. Así, Ramón Menéndez Pidal osó diagnosticar doble personalidad en Las Casas, y dijo que era un paranoico que padecía megalomanía. El historiador norteamericano John Tate Lanning, nacido en 1902, denunció exageración en las atrocidades referidas por Las Casas (entre 30 y 50 millones de indios muertos a manos de los españoles) y afirmó que “si cada español de los que integran la lista de Bermúdez Plata, en sus Pasajeros a las Indias, hubiera matado a un indio en cada día laborable y tres los domingos durante los cincuenta años inmediatos al descubrimiento, hubiera sido preciso el transcurso de una generación para alcanzar la cifra que le atribuye su compatriota”. 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil