miércoles, 13 de diciembre de 2017 21:47
Opinión

JUNTS PER CATALUNYA ABRE SEDE PROPIA

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Marta pascal

"De fuera vendrá quien de casa nos echará" dice un refrán popular. Algo parecido está sucediendo en la antigua CDC, el PDeCAT, y ahora, por razones electoralistas Junts per Catalunya. Toda una metamorfosis para que las urnas no castiguen al partido que fundó Jordi Pujol.


Las luchas internas que está viviendo el PDeCAT,  muchas, son sencillamente por el control del partido y por la línea política que debe marcar su presente y sobretodo su futuro. La solución está estrechamente relacionada con los resultados que se obtengan el 21D.


El expresidente huido, el que no quería ser candidato, Carles Puigdemont, por hacer la puñeta a unos cuantos, ha decidido que quiere ser de nuevo presidente de la Generalitat. Decisión que no gustó en su partido y tampoco a ERC. La medida fue tomada de manera unilateral, lo mismo que la composición de la lista. Se cree con derecho a decidir también en su partido, donde muy pocos lo tienen por un líder y hombre de partido.


En la composición de las listas, el PDeCAT se llevó otra puñalada trapera de Puigdemont. La lista no gusta a la mayoría de los pesos pesados del partido, ni tampoco a los “nuevos dirigentes”. Pero dada la premura, lo único que han podido hacer es tragar y dar la imagen externa de que no pasa nada y todos están unidos en torno a la figura del candidato, que campa a sus anchas, tiene sus propia estrategia, y no suele consultar a su partido, si no a su grupo de "campaña".


Ahora, acaban de inaugurar sede específica de Junts per Catalunya, fuera del partido madre. Es una manera de desmarcarse de él, dar la imagen que son una cosa a parte que lidera Puigdemont con la compañía de Jordi Sánchez. Y para que sea más evidente la estrategia de marcar distancias con el PDeCAT.


Eduard Pujol el portavoz de la candidatura y exdirector de Rac1 le dice a Marta Pascual que "las decisiones del grupo de Junts per Catalunya las tomará el grupo parlamentario, eso sí escuchando a todos". ¿ Para qué está Marta Pascual y su partido?. ¿ Para pagar la campaña, trabajar y callarse la boca?.


El día 22, dependiendo de los resultados, la batalla para controlar las negociaciones de cara a unos posibles pactos va dejar a unos cuantos muertos en el camino. Puigdemont, no solo está causando problemas ahora, sino que los causará después de las elecciones. ¿ Le dejarán hacer o se marchará no se sabe a donde?. Todo es posible, en esta historia rocambolesca, donde los que vienen de inquilinos, quieren echar de casa a sus propietarios.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil