miércoles, 13 de diciembre de 2017 21:47
Sociedad

Esta es la razón por la que fumas

|

Fumar


Los fumadores fuman porque su cerebro es propencho a engancharse.


Una nueva investigación sugiere que existe una predisposición al tabaquismo que puede provenir de la composición molecular de regiones específicas del cerebro.


A partir de la creación de un mapa cerebral,basado en muestras de tejido post mortem, los investigadores han sido capaces de entender por qué ciertos comportamientos -incluido el tabaquismo- están relacionados con ciertas áreas del cerebro.


"Estudiamos la composición molecular del cerebro y aislamos miles de proteínas para saber qué podría decirnos sobre el comportamiento humano", señala el profesor Seth Grant, neurocientífico de la Universidad de Edimburgo y director del estudio publicado en 'Nature Neuroscience'.


"Lo que encontramos fue que podíamos relacionar los comportamientos con conjuntos de proteínas en diferentes partes del cerebro", sostiene.


El mapa que ayuda a entender por qué fumamos se hizo analizando las moléculas de proteína que el cerebro utiliza para comunicarse.


Estas moléculas son producidas por genes en la sinapsis -los puntos de conexión entre las células nerviosas del cerebro, las nueronas-. 


via GIPHY


El mapeo de las moléculas dio a los investigadores una idea de dónde se manifiestan los genes en diferentes partes del cerebro.


"El hecho de fumar fue muy interesante, porque cuando los fumadores piensan en fumar usan una parte de sus lóbulos frontales, y lo que encontramos fue que las proteínas en esa parte del cerebro son controladas por los genes que hacen que la gente quiera fumar", puntualiza el profesor Grant.


Ciertos genes ya habían sido relacionados antes con el tabaquismo, por lo que al usar su nuevo mapa genético, los científicos han podido identificar las regiones del cerebro en las que los genes 'fumadores' tienen influencia.


Encontraron que sus resultados coincidieron con los hallazgos anteriores de estudios de imágenes cerebrales.


Los investigadores sostienen que su nuevo estudio "cierra la brecha" entre los estudios genéticos pasados y los estudios de imágenes del cerebro.


"Hay cerca de medio millón de documentos sobre imagenología cerebral, pero el gran problema con toda esa literatura es que nadie sabe realmente lo que están midiendo realmente", advierte el profesor Grant.


"Lo que nuestra investigación muestra es que estas señales asociadas con las imágenes del cerebro están relacionadas con la composición molecular de las sinapsis en esas zonas. Estamos ofreciendo una nueva explicación molecular para los estudios de imágenes cerebrales".


También tiene implicaciones para una variedad de comportamientos además de fumar.


Otros aspectos que se pueden investigar con este mapa molecular son el lenguaje, las emociones y la memoria.


"Este es un paso importante para entender la base molecular del pensamiento humano", sostiene el profesor Grant.


Al establecer vínculos entre las enfermedades y ciertas partes del cerebro, esta técnica de cartografía también permite a los científicos crear mejores tratamientos para esas enfermedades.


La estimulación transcraneal, por ejemplo, es una técnica que ya se está probando como un medio de tratamiento al apuntar a un área específica y golpearla con ondas magnéticas.


El profesor Derek Hill, especialista en imagenología médica del Colegio Universitario de Londres que no participó en el estudio, estuvo de acuerdo en que la nueva investigación era prometedora.


"Esto podría ayudar a entender la base molecular del comportamiento y podría llevar a nuevos tratamientos, pero es una investigación temprana y necesita replicación", apunta.

relacionada ​Tres semanas bastan para que mejore la salud de los fumadores que lo dejan
relacionada ​La epidemia del tabaquismo durará al menos otra generación

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil