miércoles, 17 de enero de 2018 19:01
Sociedad

El Ártico se derrite al ritmo más rápido de los últimos 1.500 años

|

Deshielo artico



El hielo del Ártico se está descongelando a un ritmo muy acelerado, según revela un nuevo informe.


El agua también se está calentando y los hielos marinos se están derritiendo a la velocidad más rápida registrada en los últimos 1.500 años.


El informe anual publicado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EEUU (NOAA) muestra un calentamiento ligeramente menor en muchas mediciones que el récord de 2016. Pero los científicos siguen preocupados porque la región norte se está calentando dos veces más rápido que el resto del mundo y ha alcanzado un nivel de calentamiento sin precedentes en los tiempos modernos.


"2017 continúa mostrándonos que estamos en esta tendencia cada vez más profunda, donde el Ártico es un lugar muy diferente al que era hace una década", señala Jeremy Mathis, director del programa de investigación del Ártico de la NOAA y coautor del informe.


Los hallazgos fueron discutidos en la reunión de la Unión Geofísica Americana en Nueva Orleans. 


"Lo que sucede en el Ártico no se queda en el Ártico; afecta al resto del planeta", dijo Timothy Gallaudet, jefe en funciones de la NOAA. 


"El Ártico tiene una gran influencia en el mundo en general."


El permafrost es la capa permanentemente congelada debajo de la superficie terrestre en áreas frígidas. Los registros muestran que el suelo congelado muestra que muchos edificios, caminos y tuberías se construyen en temperaturas récord alcanzadas el año pasado cerca del punto de deshielo y a veces excediendo el punto de deshielo. Eso podría hacerlos vulnerables cuando el suelo se derrita y cambie, señala el informe. A diferencia de otras lecturas, los datos del permafrost tienden a retrasarse un año.


Los informes preliminares de Estados Unidos y Canadá en 2017 mostraron que las temperaturas de permafrost son "nuevamente las más cálidas para todos los sitios" medidos en Norteamérica, señala el coautor del estudio Vladimir Romanovsky, profesor de la Universidad de Alaska en Fairbanks.


El hielo marino del Ártico suele reducirse en septiembre y este año sólo ha sido el octavo más bajo de la temporada de fusión. Pero los científicos alertan de su preocupación por lo que ocurre en el invierno, especialmente en marzo, cuando se supone que el hielo marino está llegando a sus niveles más altos.


Los niveles máximos de hielo marino de invierno en el Ártico en 2017 fueron los más reducidos que jamás se hayan visto en la temporada en que el hielo crece normalmente. Fue el tercer año consecutivo de baja recuperación récord de hielo del mar en invierno. Los registros se remontan a 1979. 


En este vídeo de la NASA se puede ver la dramático evolución del deshielo en el Ártico


Alrededor del 79 por ciento de los hielos marinos del Ártico son delgados y tienen sólo un año de vida. En 1985,45 por ciento del hielo marino en el Ártico era un hielo grueso y más viejo, dijo la científica de la NOAA Emily Osborne.


Osos polar sufre los efectos del deshielo en el u00c1rtico   NOAA


Las nuevas investigaciones que analizan el pasado del Ártico usando núcleos de hielo, fósiles, corales y conchas como puntos de referencia para las mediciones de la temperatura muestran que las temperaturas del océano Ártico están aumentando y los niveles de hielo del mar están cayendo a un ritmo no visto en los 1.500 años. Y esos cambios dramáticos coinciden con el gran aumento de los niveles de dióxido de carbono en el aire por la quema de petróleo, gas y carbón, según el informe.


Esto no es sólo una preocupación por las pocas personas que viven al norte del Círculo Polar Ártico. Los cambios en el Ártico pueden alterar el suministro de pescado. Y más veranos árticos libres de hielo pueden llevar a que los países compitan para explotar nuevas áreas de recursos. Las investigaciones también muestran que los cambios en el hielo y la temperatura del mar Ártico pueden alterar el chorro de agua, que es un factor importante en el clima de los Estados Unidos.


Esto es probablemente en parte responsable del inusual clima actual de los Estados Unidos que trajo incendios forestales destructivos a California y una fuerte ola de frío hacia el sur y el este, según el científico de la NOAA James Overland y el experto en meteorología privado Judah Cohen.


"El Ártico ha sido tradicionalmente el refrigerador del planeta, pero la puerta de la nevera se ha dejado abierta", dijo Mathis. 

relacionada La evidencia del cambio climático está escrita en hielo de Groenlandia
relacionada La NASA muestra el dramático deshielo del Ártico

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil