jueves, 18 de enero de 2018 07:11
Politica

Dirigentes del PP apuestan por la refundación del partido tras el desastre electoral en Cataluña

|


Maria dolores de cospedal mariano rajoy xavier albiol andrea levy y alicia sanchez camacho durante un acto en castelldefels
Mariano Rajoy en Castelldefels con Cospedal, García Albiol, Levy y Sánchez Camacho


La reunión del comité ejecutivo nacional del PP, celebrado apenas horas después de las elecciones catalanas, fue una galería de caras largas. Según revela ‘El Confidencial Digital’, las críticas a la campaña del “voto útil” emprendida por Ciudadanos centraron los análisis. Sin embargo, dirigentes del partido culpan directamente a Génova, y al sociólogo Pedro Arriola, de los desastrosos resultados alcanzados en Cataluña, los peores de la historia en esa comunidad.


Altos cargos del Partido Popular, con los que ha hablado ‘El Confidencial Digital’, denuncian que la clave de esa debacle electoral el 21-D ha sido “habernos fijado en los demás y estar pendientes de los otros, en lugar de hacer política”. Una actitud que “nos ha alejado de nuestros electores” y que ha provocado, entre otras cosas, un importante trasvase de votos en favor de Ciudadanos.


EL ANÁLISIS EQUIVOCADO DE ARRIOLA


Esa estrategia electoral, que califican de “a la defensiva”, tiene como autor intelectual, de nuevo, a Pedro Arriola. El asesor de Rajoy vuelve a ser el principal señalado por dirigentes de Génova (y también en otras demarcaciones territoriales), que le culpan de haber errado en el análisis que realizó sobre Cataluña y en la respuesta que había que dar.

Arriola detectó que en Gerona, Lérida y Tarragona tres escaños del PP dependían de 300 votos, que probablemente se fueran a Ciudadanos. A partir de ahí, el PP se centró en apelar al voto útil para intentar conservarlos, sin entrar en ningún otro tipo de argumento. Así, se insistió en que el PP podía quedarse sin escaño en esas provincias por culpa de Ciudadanos, y resaltando además que ese diputado iría a parar a los independentistas.


Unos argumentos de campaña, “más demoscópicos que políticos”, que no han calado en un electorado que se ha movido en estas elecciones por “sentimientos y por el corazón”. Esos altos cargos del PP acusan a Arriola de “querer dar apariencia de ciencia a algo que es muy voluble, como la política, y por eso hemos fallado”.


Según el periódico digital, la conclusión de estos dirigentes no deja lugar a dudas sobre la estrategia desarrollada por el partido: “Mientras Arrimadas y Puigdemont han hecho discursos, nosotros hemos hecho cuentas. Y los resultados son los que son”.


En referencia al candidato Xavier García Albiol, destacan que “ha protagonizado la mejor campaña posible, teniendo en cuenta la mala estrategia y planificación que hemos desarrollado. Le ha podido faltar energía, pero es muy difícil actuar sabiendo que tienes todo en contra”.


ANTECEDENTES EN ANDALUCÍA


Las fuentes consultadas por ‘El Confidencial Digital’ señalan que ese “utilitarismo electoral”, consistente en intentar solo blindar un puñado de escaños para así intentar garantizar una mayoría, ya la empleó Pedro Arriola hace años en Andalucía, cosechando otro fracaso de gran calado.


Unos planteamientos que pueden repetirse en las próximas elecciones generales, si Rajoy sigue apostando por el arriolismo. “Hay que volver a los mensajes políticos y no a las cuentas demoscópicas, porque encima hay más partidos en el tablero y Ciudadanos nos ha arrebatado el discurso”, apuntan desde Génova.


UNA APUESTA POR LA REFUNDACIÓN


Algunos cargos intermedios consultados por ‘El Confidencial Digital’ han adoptado un tono mucho B por lo ocurrido, e incluso apuestan sin ambages por la refundación del partido.


Al margen de encuestas y sondeos, varios de estos cargos relatan: “Cuando en tu propia familia, tus hijos y sus amigos, compruebas que sus simpatías van hacia Ciudadanos, y que existe una desafección real hacia el PP, es evidente que se ha producido un cambio político, que tendrá repercusiones en próximas elecciones autonómicas y generales”. Y añaden: “La marca PP es ahora es un lastre. No hay que tener miedo a una refundación. Es necesaria”.


E insisten en que la reflexión en el PP ha de abarcar todo. También la continuidad del presidente de cara a las próximas elecciones. “De lo contrario, Ciudadanos seguirá comiéndonos terreno en las autonómicas y Pedro Sánchez puede llegar a la presidencia en las generales”.

relacionada Jorge Moragas abandona el gabinete de Mariano Rajoy
relacionada ​Rajoy avisa de que no tiene intención de hablar con Puigdemont

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil