martes, 16 de enero de 2018 08:52
Sociedad

Un ruso está acusado de violar a sus hijas más de 900 veces

|

La familia de Viktor Lishavsky

Viktor está acusado de 919 delitos sexuales contra sus hijas adoptadas



Un hombre está acusado de más de 900 delitos de abusos sexuales contra cinco de las seis hijas adoptivas, todas menores.


Viktor Lishavsky, de Komsemolsk-on-Amur, en Siberia oriental (Rusia), ya ha sido descrito por las autoridades y por los medios de comunicación locales como "el peor pedófilo de todos los tiempos".


Hasta que las cinco niñas comentaron la situación a una profesora, Viktor estaba considerado como "un padre y un ciudadano ejemplar". 


El hombre ayudaba en varias asociaciones solidarias y, junto a su mujer, adoptaron a nueve niños a lo largo de varios años. El matrimonio aun tiene otros tres hijos, que no habrían sido víctimas de los abusos.


Según la policía, las violaciones ocurrieron a lo largo de cinco años. Viktor, de 34 años, está acusado de "tener relaciones sexuales con por lo menos una de las hijas adoptivas menores día tras día, en un apartamento que alquiló en secreto para tal fin". 


"Usaba a las niñas como esclavas sexuales, como si fuesen su harem personal", denuncia el Ministerio Público ruso.


Viktor Lishavsky, el peor violador del mundo

Autoridades y medios califica a Viktor como "el peor violador en serie de todos los tiempos"


Según recoge Daily Mail, Viktor Lishavsky está acusado de 148 violaciones consumadas, 358 actos sexuales violentos con menores de 13 años y 270 abusos sexuales a niñas de entre 12 y 17 años.


Todavía se están investigando otros 22 "actos violentos de naturaleza sexual" con menores de 14 años y 11 violaciones en las que habría amenazado de muerte a las hijas adoptivas y las agredió.


En total, según los documentos judiciales, Viktor está acusado de 919 crímenes sexuales.


Los servicios sociales de la región rusa de Khabarovsk están acusados de negligencia, por haber expuesto a menores vulnerables, incluidos huérfanos, al cuidado del violador.


La mujer del violador en serie, Olga, asegura que no sabía nada de los abusos.


La asistente social que acompañaba a la familia asegura que "no había cualquier tipo de alarma de que algo así estuviese pasando". 

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil