viernes, 19 de enero de 2018 06:54
Politica

Miquel Roca sostiene que hay margen para cambios en el modelo territorial sin cambiar la Constitución

|

Miquel Roca, ponente de la Constituciou0301n



Miquel Roca, el ponente de los nacionalistas catalanes en la redacción de la Constitución de 1978, ha asegurado este miércoles 10 de enero en el Congreso que la Carta Magna ofrece "mucho margen" para acordar cambios "trascendentales" en el modelo territorial del país sin necesidad de reformarla, pero dentro de sus límites: "La Constitución tiene que respetarse en su integridad, no hay vías al margen de ella", ha remarcado.


El abogado ha comparecido en la comisión territorial del Congreso que analiza el desarrollo del Estado autonómico, en una sesión en la que también lo han hecho otros dos 'padres' de la Constitución, José Pedro Pérez-Llorca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón. Los tres han coincidido en esta misma idea de que cabe avanzar en el Estado autonómico sin cambiar la letra de la Carta Magna.


El exportavoz de CiU ha dicho que es "evidente" que el modelo territorial puede ser mejorado, pero no se necesita para ello reformar la Constitución sino asuntos importantes como la financiación autonómica y la función del Senado, así como cambiar "pequeñas cosas" que pueden tener grandes efectos. El problema del modelo, ha sentenciado, no es competencial, de quién hace qué, sino que tiene otros componentes. "Podríamos operar en el terreno de los gestos, los acentos, la proximidad, de los reconocimientos y de las sensibilidades", ha dicho.


EL SENADO SE DISEÑÓ MAL: HABÍA PRISA


Con respecto al Senado, ha señalado que quizá fue la principal "equivocación" de la Constitución del 78, por falta de experiencia y por cierta "prisa" en terminar los trabajos, ha admitido. Ha apostado por una cámara en la que se encuentren las comunidades autónomas, discutan y tomen decisiones.


El jurista ha defendido la existencia de singularidades y que estas sean respetadas en la Constitución, porque a su juicio es algo consustancial a la democracia. Ha añadido que esto no es defender privilegios, sino precisamente perseguir la igualdad mediante el respeto a las diferencias. "Singularidad e igualdad son las dos caras de la moneda democrática", ha dicho, para insistir en la importancia de los gestos.


Roca ha dicho también que quiere creer que es posible el pacto y el acuerdo para resolver el problema catalán, aunque siempre dentro de los márgenes de la Constitución porque fuera de ella, ha recalcado, el único camino que cabe es intentar reformarla.


Y ha defendido la lealtad al texto constitucional en su totalidad. "La Constitución nos dice que todo es opinable, que todo podemos cambiarlo, pero nos señala unos cauces. Esto es la lealtad", ha insistido.


EL PDECAT NO APLAUDE AL EXPORTAVOZ DE CIU


Las palabras de Roca, parte de las cuales se referían a la crisis en Cataluña, han sido seguidas en la comisión por los dirigentes del PDeCAT Carles Campuzano y Jordi Xuclà, pese a que este partido decidió no participar en estos trabajos por las detenciones de líderes independentistas y la aplicación del 155. Ambos diputados, que sólo han acudido de 'oyentes', han evitado aplaudir a quien fuera portavoz de CiU hasta los años noventa.


Preguntado directamente si cabe el derecho a decidir, ha respondido que sí y que de hecho se ejerce en cada proceso electoral, donde los ciudadanos votan libremente. En eso consiste el derecho a decidir, ha recalcado Roca, lo que no impide otras reivindicaciones. Se puede pedir de todo, pero se tiene que tener claro qué queda fuera de la Carta Magna: "No se le puede pedir a la Constitución que resuelva lo que no puede resolver", ha dicho.


En un mensaje final a los diputados, Roca se ha mostrado confiado en que a un problema "político" se le de una solución política. "Si para todos ustedes esta situaciones es incómoda, para los que creemos que lo que se hizo entonces valía la pena y tiene todavía futuro, es todavía mucho más incómodo", ha concluido.


DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN DE 1978


Durante su intervención, Roca ha asegurado que se siente "absolutamente solidario" con lo que en su conjunto representa la Constitución de 1978, que ha garantizado la normalidad democrática e institucional en estos 40 años, "un hecho insólito" que, en su opinión, debe dar confianza para pensar en lo que España puede superar en el futuro.


Un texto, ha dicho, que descansa en un consenso "modélico" en el que hubo "renuncias" y que se sometió por primera vez en la historia del país al refrendo popular, siendo apoyando por un 88,5% de la ciudadanía y, en concreto, por un 91,5% en Cataluña. En este punto, ha advertido de que las propuestas de reforma que puedan presentarse en el futuro tienen el "reto" de "igualar" ese casi 89% de respaldo que los españoles dieron a ese acuerdo y ha advertido contra una reforma sin consenso previos. "Sin voluntad de consensos, no empecemos nada", ha recomendado,


También ha puesto en valor la "flexibilidad" de la Constitución, que no sólo ha permitido gobernar a mayorías de distinto signo ideológico, sino también que pudiera ser interpretada desde visiones diferentes, y que el texto abriese a España las puertas de Europa.


Roca ha enfatizado que "hay motivos suficientes" para estar satisfechos con el escenario que ha permitido la ley de leyes 40 años después, y ha rechazado por "ridículo" que se critique que ésta se hizo "bajo el miedo" porque, a su juicio, eso es tanto como "no querer reconocer la valentía y el coraje que muchos aportaron a este proceso". "No puedo aceptar el límite del miedo ni de los condicionamientos", ha apuntado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil