domingo, 25 de febrero de 2018 03:03
Economía

CaixaBank esquiva la crisis de Cataluña y presenta un beneficio récord

|

1568435


CaixaBank ha ganado en 2017 un beneficio atribuido de 1.684 millones de euros, cifra que supone un aumento del 60,9% respecto al año anterior 2016 y que significa también el mejor resultado anual en la historia de la entidad, ha informado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con motivo de la presentación de resultados en Valencia.


El resultado de CaixaBank en España alcanza los 1.508 millones de euros, un 44,1% más, mientras que el banco portugués BPI -integrado desde febrero- contribuye al beneficio con 176 millones.


El margen bruto se ha situado en 8.222 millones (+5,1%) por la mayor generación de ingresos básicos del negocio bancario -margen de intereses (+14,2%), comisiones (+19,5%) e ingresos del negocio de seguros-, que aumentan un 18% en el grupo y un 8% en CaixaBank, y también por la incorporación de BPI.


El 96% de los ingresos proceden de la actividad bancaria básica, tras la menor actividad por operaciones financieras (-66,7%) y la menor contribución de las participadas (-21%).


El margen de intereses del grupo es de 4.746 millones de euros, un 14,2% más que en 2016, y los ingresos por comisiones se han situado en los 2.499 millones, un 19,5% más.


Los gastos de administración y amortización recurrentes han aumentado en un 11,8%, hasta los 4.467 millones. Los ingresos de la cartera de participadas se han reducido en un 21%, hasta los 653 millones, reflejo, entre otros, del menor dividendo de Telefónica, cambios de perímetro y la venta del 2% de la participación de BPI en BFA (-97 millones atribuidos) registrado en enero antes de la toma de control.


En el grupo, los recursos totales de clientes se han situado en los 349.458 millones, con un aumento del 15% tras la incorporación de BPI (que contribuye con 34.963 millones más, un 11,5% más), y en CaixaBank se han incrementado en un 3,5% en el conjunto del año, mientras que se mantuvieron estables en el último trimestre (-0,2%).


MOROSIDAD


La ratio de morosidad del grupo se ha situado en el 6% , frente al 6,9% de hace un año, y la ratio de cobertura de la cartera dudosa mejora hasta el 50% (47% a cierre de 2016); los saldos dudosos se han situado en 14.305 millones en el grupo, de los cuales 13.086 corresponden a CaixaBank, lo que representan 1.668 millones menos que en 2017.


Las dotaciones para insolvencias se situaron en 799 millones, lo que supone un 154% más que hace un año debido a la liberación de 676 millones de provisiones de la cartera crediticia en el cuarto trimestre de 2016 tras el desarrollo de modelos internos, y la entidad ha indicado que, aislando este efecto, la evolución anual sería de una reducción del 19,3%.


El apartado de otras dotaciones a provisiones asciende a 912 millones e incluye, entre otros, el registro de 455 millones asociados a prejubilaciones (152 y 303 millones de euros en el primer y segundo trimestre, respectivamente), 154 millones de saneamiento de la exposición en Sareb en el primer trimestre.


RESULTADOS "MAGNIFICOS"


El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha destacado que los resultados de la entidad en 2017 han sido "magníficos".


En la rueda de prensa de presentación de los resultados en la sede del banco en Valencia, Gual ha hecho una valoración global muy positiva y ha subrayado que CaixaBank ha seguido ganando cuotas de mercado y ha registrado un beneficio récord pese a un contexto aún con tipos de interés en mínimos históricos y "teniendo que hacer frente a circunstancias complejas".


Entre los éxitos de 2017, Gual ha resaltado que la entidad ha afianzado su posición de liderazgo en banca minorista en el conjunto de la Península Ibérica, ha reforzado la solidez del balance, la acción se ha revalorizado casi un 25%, y se ha completado la desconsolidación entre La Caixa y Criteria Caixa.


PERSPECTIVAS PARA 2018


El presidente de CaixaBank ha lanzado un mensaje de optimismo de cara a 2018, que ha recordado que es el último año del plan estratégico iniciado en 2015 y ha confiado en que se alcanzarán los objetivos marcados.


Ha indicado que la entidad seguirá avanzando en la satisfacción al cliente, en su posición de capital y en la digitalización, entre otros aspectos clave, como la contención de costes y la reducción de los activos problemáticos, y ha afirmado que esperan culminar el plan estratégico con una posición de liderazgo comercial.


Ha indicado que 2018 se presenta como un año de moderación, aunque el crecimiento en España seguirá siendo de los más elevados entre las economías avanzadas, y ha recordado que CaixaBank ha hecho una previsión de crecimiento del PIB de España del 2,4%, aunque ha abierto la puerta a aumentar esta previsión: "No me extrañaría que revisemos al alza la previsión".


Sin embargo, ha afirmado que "quedan desafíos" en España, como seguir creando empleo, reduciendo la deuda pública y externa y avanzar en algunas reformas, como la de pensiones y de la justicia.

relacionada CaixaBank traslada su sede social a Valencia

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil