viernes, 21 de septiembre de 2018 00:33
Sociedad

Nuestro cerebro sigue funcionando después de que el corazón deja de latir

|

Cerebro humano



Gracias al estudio de los cerebros de nueve pacientes a punto de morir, un grupo de neurólogos ha encontrado información sorprendente que contradice lo que hasta ahora sabíamos sobre la muerte.


Según el nuevo estudio, la muerte no está condicionada por el latido del corazón, sino por una onda final de actividad eléctrica en nuestros cerebros llamada 'propagación de la depresión' (spreading depression).


Se trata de una ráfaga final de actividad que ocurre en el cerebro antes de la parada final del órgano, según los expertos.


Los hallazgos indican que durante un período de tiempo -que va de tres a cinco minutos después de que un corazón humano deja de latir o deja de mostrar signos de vida- el cerebro aún está consciente.


El estudio, que fue llevado a cabo por un equipo de neurólogos, incluidos algunos de la Charité-Universitätsmedizin de Berlín, realizó un seguimiento a nueve pacientes con lesiones cerebrales fatales no recuperables (tenían órdenes de no resucitarlos).


Después de que el corazón deja de latir, el cerebro continúa funcionando


Analizando las señales eléctricas en sus cerebros a medida que morían, los investigadores esperaban encontrar nueva información sobre la línea de tiempo de la muerte, y lo han hecho.


A través del uso de electrodos colocados en el cerebro de los pacientes, los neurólogos descubrieron que incluso después de que el corazón deja de latir, las células y neuronas del cerebro continúan funcionando.


Y no es hasta la 'propagación de la depresión' que estas neuronas cesan su actividad para siempre, minutos después de que el corazón haya dejado de bombear sangre y oxígeno a través del cuerpo-.


Actividad neuronal


Aparentemente, los científicos ni siquiera están convencidos de que este evento sea el último momento de la vida.


Según los investigadores, el debate sobre cuándo la muerte es realmente definitiva todavía está pendiente, como señala el Dr. Jed Hartings, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati y miembro del equipo de investigación, a 'Newsweek':


"Nunca hemos tenido un método para diagnosticar la muerte cerebral, y no tenemos forma de estar seguros de cuándo se pierde toda la capacidad de conciencia".


Pero esta nueva investigación es importante porque puede ser usada para determinar de cuánto tiempo se dispone para intentar revivir a un paciente antes de que se haya producido un daño irreversible en el cerebro.


Los hallazgos también podrían influir en "las estrategias de tratamiento del paro cardiaco y el accidente cerebrovascular que pueden complementar los esfuerzos para restablecer la circulación, pero también en el debate sobre la donación de órganos después de la muerte cardiocirculatoria, donde la muerte se declara entre 2 y 10 minutos después del cese de la función circulatoria", según los hallazgos publicados en la revista 'Annals of Neurology'.


Los científicos creen que es posible revivir a un ser humano cinco munutos después de que su corazón deje de latir si la circulación se reanuda.

relacionada 'Interbrain': nuestros cerebros están conectados unos con otros
relacionada Si la música te pone la carne de gallina, tu cerebro es especial

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil