miércoles, 19 de mayo de 2021 01:34
Internacional

La extraña momia encontrada en Atacama en 2003 es de un bebé humano

|

El esqueleto mide apenas 15 centu00edmetros


La criatura era una niña con un desarrollo óseo anormal/BHATTACHARYA S ET AL. 2018



Cuando se descubrió un extraño esqueleto de 15 centímetros enterrado en una bolsa de cuero detrás de una iglesia abandonada en el Desierto de Atacama de Chile en 2003, el mundo quedó perplejo.


La pequeña figura tenía una cabeza en forma cónica, los huesos de un niño de seis años y 10 pares de costillas en lugar de las 12 habituales, lo que llevó a la especulación de que su origen podría ser extraterrestre.


Pero ahora, después de un detallado análisis genético de la pequeñas momia -apodada 'Ata'- los científicos han llegado a la conclusión de que su planeta natal es la Tierra.


Las pruebas realizadas por expertos de la Universidad de Stanford y de la Universidad de California han confirmado que el esqueleto es un bebé humano de sexo femenino, que sufrió una serie de mutaciones genéticas y probablemente no sobrevivió mucho después de nacer.


El Dr. Garry Nolan, profesor de microbiología e inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, comenzó la exploración científica de 'Ata' en 2012, cuando un amigo llamó diciendo que podría haber encontrado un 'extraterrestre'.


La momia Ata


"Había oído hablar de este espécimen a través de un amigo mío, se presentaron algunas reclamaciones extraordinarias, y logré obtener una imagen de él", dijo el Dr. Nolan.


"No puedes mirar este espécimen y no pensar que es interesante. Es bastante dramático. Así que le dije a mi amigo: "Mira, sea lo que sea, si tiene ADN, puedo hacer el análisis".


El equipo tomó ADN de la médula ósea de las costillas de Ata y lo comparó con genomas humanos y de primates. Mostraba que la momia era humana, y femenina, con una mezcla de ascendencia nativa americana y europea, lo que es típico de esa región de Chile.


A continuación, los investigadores buscaron pistas genéticas que pudieran explicar la pequeña estatura de Ata, sus múltiples anormalidades óseas y craneales, el recuento anormal de costillas y la edad ósea prematura.


Los resultados genómicos revelaron una serie de mutaciones en siete genes que, por separado o en combinación, contribuyen a diversas deformidades óseas, malformaciones faciales o enanismo.


Los resultados del estudio han sido publicados en 'Genome Research'.

relacionada Una momia de tres dedos encontrada en Nazca sorprende a la ciencia

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil