martes, 17 de julio de 2018 03:44
Sociedad

Los robots asesinos preocupan a especialistas en Inteligencia Artificial

|

Terminator


En la película 'Terminator', de 1984, un robot asesino viaja desde el año 2029 para eliminar a Sarah Connor. 


Esta ficción dirigida por James Cameron, que se estrenó en la gran pantalla hace ya 34 años con Arnold Schwarzenegger como protagonista, está cada vez más cerca de hacerse realidad. Algo que preocupa a la comunidad científica mundial. 


Más de 50 académicos prominentes han firmado una carta llamando a un boicot al Instituto Coreano de Ciencia y Tecnología Avanzada (KAIST, en sus siglas originales). Los investigadores, de 30 países diferentes y especialistas en el área de Inteligencia Artificial, acusan a este instituto de estar "acelerando la carrera en el desarrollo" de armas autónomas, para crear robots asesinos, a imagen del personaje metálico de la película.


"Hay tanto que se puede hacer con la Inteligencia Artificial para salvar vidas, incluso en el contexto militar, que es preocupante establecer como objetivo el desarrollo de armas autónomas y tener un socio para eso", destaca Toby Walsh, profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur y organizador de boicot.


"Es una universidad muy respetable que está participando como socia con una empresa con un ética dudosa y que viola las normas internacionales", añade Walsh, que ha organizado el boicot después de saber que KAIST y Hanwha Systems, el mayor fabricante de armas de Corea del Sur, conocido por producir bombas de fragmentación, prohibidas por un tratado internacional, que surcoreanos, rusos y norteamericanos no han suscrito. 


LAS MÁQUINAS DE MATAR YA ESTÁN AQUÍ


El llamamiento al boicot se hace a unos días de un encuentro de las Naciones Unidas, en Ginebra, para discutir sobre las armas autónomas. Por lo menos 20 países han pedido ya la prohibición de los robots asesinos, máquinas infalibles a la hora de matar, pero que tienen dificultades a la hora de distinguir amigos de enemigos. 


Un llamamiento que llega tarde, puesto que este tipo de armas ya se está comenzando a implantar. La surcoreana 'Dodaam Systems' fabrica una ametralladora completamente autónoma, un robot de combate capaz de alcanzar a personas a tres kilómetros de distancia.


Entre los clinetes de esta empresa están países como los Emiratos Árabes o Qatar.


'Dodaam Systems' aseguró a la BBC en 2015 que tiene "normas autoimpuestas" que requieren la presencia de unser humano para emitir un ataque letal. 


'Taranis', un dron militar construido por 'BAE Systems', puede operar de forma completamente autónoma, señala Walsh. 



LA UNIVERSIAD SE DEFIENDE


Por su parte, el KAIST asegura que no existe dicha carrera armamentística. "Me gustaría insistir en que el KAIST no tiene ninguna intención en desarrollar armas automáticas letales y robots asesinos", ha garantizado el presidente del este instituto, Sung-Chul Shin.


"Como institución académica, valoramos la vida humana y tenemos parámetros éticos elevados. Reafirmo que el KAIST no desarrolla actividades de investigación contrarias a la dignidad humana, incluyendo armas automáticas sin control humano", ha añadido Sung-Chul Shin.


Estas declaraciones se hacen a menos de dos meses después de la apertura del centro de investigación para la convergencia nacional de defensa e inteligencia artificial del KAIST. Inaugurado el 20 de febrero, tiene como objetivo "proporcionar las bases para el desarrollo de tecnología de defensa nacional", dijo Shin en ese momento. 


Este centro, lanzado en alianza con Hanwha Systems, tenía como objetivo la creación de sistemas de decisión y de control y sistemas de entrenamiento para aviones inteligentes basados en AI.


relacionada 800 millones de personas perderán su trabajo por los robots
relacionada Los ​robots sexuales pueden dejar a los hombres obsoletos

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil