sábado, 5 de diciembre de 2020 03:27
Sociedad

Niña de 12 años muere por sobredosis de desodorante

|

Jessica Anderson


Jessica Anderson, una niña inglesa de 12 años, natural de Gloucester -el suroeste de Inglaterra, cerca de la frontera con Gales-, fue encontrada muerta en su cuarto en noviembre de 2017. La muerte de la chica estaba rodeada de misterio y solo hora se ha sabido la causa de su fallecimiento. 


Jessica murió de sobredosis de desodorante, después de inhalar dos botes de este producto en spray.


La niña entró en parada cardiorespiratoria y la familia llamó a los servicios de emergencia. Los bomberos y paramédicos intentaron reanimarla sin éxito, según relata 'Gloucestershirelive'.


Ahora ha sido revelada la autopsia de la menor, que describe que la muerte fue causada "por un envenenamiento con gases butano y propano, que provocaron la parada cardiorespiratoria".


La joven tenía el hábito de inhalar desodorante y, en el día de su muerte, la cantidad que respiró fue fatal. Al respirar tal cantidad, aumentaron sus niveles de adrenalina de forma exponencial y esto le causó un arritmia.


La niña no tenía intención de suicidarse. La forense afirmó ante el tribunal que se debió a un "trágico error". Era una niña sana, que adoraba el deporte". 


Según el relato policial, Jessica había inhalado desodorante el día anterior. Habría quedado "en un estado zombie, pero se recuperó", según contó el hermano de la menor. 


El joven contó a la policía que desconfiaba que su hermana era adicta a inhalar desodorante, ya que había encontrado varios botes vacíos en su cuarto y encontró en varias ocasiones a Jessica oliendo prendas de ropa impregnadas con el producto.


La madre e la niña nunca desconfió de nada y solo le extrañó que, en alguna ocasión, cuando Jessica iba a hacer la compra, no le devolvía el cambio. 

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil