miércoles, 15 de agosto de 2018 22:38
Sociedad

Las copas menstruales pueden representar un mayor riesgo de síndrome de shock tóxico que los tampones

|

Copa menstrual


El síndrome de shock tóxico (SST) ha estado asociado durante mucho tiempo con el uso de tampones, pero un nuevo estudio afirma que las copas menstruales podrían presentar un riesgo aún mayor.


Favorecidas por sus propiedades económicas y ecológicas, las copas menstruales han aumentado su popularidad en los últimos años y son vistas por muchos como una alternativa ética e higiénica a los productos más tradicionales, como compresas y tampones.


Sin embargo, un estudio, publicado este viernes 20 de abril en la revista 'Applied and Environmental Microbiology', afirma que una bacteria infecciosa común relacionada con el SST puede permanecer en la copa menstrual, independientemente del modelo o composición, incluso después de haber sido lavada como se aconseja.


Realizado en Lyon, Francia, los investigadores examinaron el material de 15 tampones y copas menstruales diferentes para ver qué podría aumentar el crecimiento bacteriano o las infecciones que conducen al SST.


Los resultados mostraron que las copas menstruales representan un riesgo para el SST debido al aire que repentinamente rodea la vagina cuando se inserta el dispositivo, el cual, según los autores del estudio, podría favorecer el crecimiento del estafilococo áureo, una bacteria infecciosa común asociada con la rara afección.


Esto se debe a la forma y el volumen de la copa que resulta en una mayor cantidad de aire en la vagina que puede promover el crecimiento de bacterias.


El estudio también reveló que incluso después de que la copa menstrual fuera sometida a tres lavados, una cantidad sustancial de estafilococo áureo permaneció ocho horas más tarde.


"El manual de instrucciones de la copa menstrual indican que esta puede retirarse, vaciarse y enjuagarse con agua del grifo antes de volver a insertarse”, pero el estudio alerta de que esto no sería suficiente.


Esto podría deberse a que el Staphylococcus aureus forma una biopelícula compacta cuando entra en contacto con una copa menstrual y posteriormente puede volverse resistente a los lavados básicos con agua.


Para evitar la contaminación, los autores aconsejaron a las usuarias de copas menstruales que compren una segunda copa para permitir la esterilización entre usos, colocando la copa usada en agua hirviendo.


Una copa menstrual


Los investigadores también notaron un "ligero aumento" de la producción de estafilococo áureo y toxinas en las copas menstruales en comparación con los tampones. Usar una copa más pequeña podría limitar este riesgo, aconsejan.


"El uso de tampones sigue estando asociado con el síndrome de shock tóxico menstrual, y se ha descrito un caso de SST menstrual asociado con una copa menstrual", dice el doctor Gerard Lina, profesor de microbiología de la Universidad Claude Bernard de Lyon.


Sin embargo, vale la pena señalar que los productos sanitarios fueron probados en un laboratorio en lugar de en mujeres reales y, por lo tanto, podría ser necesario realizar más investigaciones a fin de establecer plenamente los riesgos.


El estudio también encontró que a pesar de las afirmaciones, los tampones compuestos puramente de algodón no son necesariamente más seguros que aquellos hechos de materiales mixtos.


"Nuestros resultados no apoyaron la hipótesis que sugiere que los tampones compuestos exclusivamente de algodón orgánico podrían ser intrínsecamente más seguros que los hechos de algodón mixto y rayón, o viscosa o tampones compuestos enteramente de viscosa", añade Lina.


El síndrome de shock tóxico es una enfermedad rara pero potencialmente mortal, a menudo asociada con el uso de tampones en mujeres jóvenes; sin embargo, puede ocurrir a cualquier edad y convertirse en mortal si no se trata oportunamente, según el NHS.


Los síntomas pueden incluir fiebre alta, diarrea, enrojecimiento de la esclerótica de los ojos y dificultades respiratorias.


Si el SST se detecta a tiempo, es bastante fácil de tratar y es probable que la mayoría de las pacientes se recuperen por completo.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil