jueves, 26 de noviembre de 2020 08:20
Internacional

La Policía siguió una pista falsa durante cuatro años en el caso de la desaparición de Madeleine McCann

|

Madeleine McCann


La imagen de un hombre transportando una niña en la noche en que Madeleine McCann desapareció en el complejo turístico donde estaba con sus padres en Praia da Luz, en el Algarve, fue durante cuatro años una de las mayores líneas de investigación de las autoridades portuguesas y británicas.


Pero la prensa británica revela ahora que esta no era más que una pista falsa, cuya explicación siempre estuvo a la vista de la policía.


Según ha avanzado 'The Sun', la respuesta a este rompecabezas sería Julian Totman, un médico que admitió que pasó con su hija de dos años frente al apartamento donde la familia McCann estaba instalada. El hombre, que también estaría instalado en el mismo resort que los ingleses, habría ido a buscar a su hija a la guardería. 


La pista surgió de Jane Tanner, una amiga de los madres de Maddie, Kate y Gerry McCann. La británica afirma haber visto a un hombre con una camiseta marrón y pantalones beige transportando a una niña vestida con un pijama de color rosa y blanco en la noche en que el rastro de Maddie se pierde.


La descripción hecha por Jane correspondía a la estatura de Totman, así como la ropa que este llevaba. Según la prensa británica, este habría sido interrogado por la policía portuguesa tres días después de la desaparición de la pequeña, pero su declaración no tuvo gran importancia en la investigación. La policía continuó investigando el rastro del sospechoso, que debería ser otra persona. 


Madeleine McCann desapareció hace 11 años en Praia da Luz, Algarve.


Totman siempre creyó que la persona que la policía buscaba era él mismo, así como su esposa, Rachel. "Mi marido dijo a la policía que podía ser él pero nunca más oímos hablar de nada ni fuimos buscados. Cuando la policía entendió realmente la importancia de lo que le decíamos ya era demasiado tarde", ha afirmado en declaraciones a 'The Sun'.


Jane Tanner formaba parte del grupo de amigos de los padres de Maddie, que estaban con ellos cenando en un restaurante la noche en que la niña desapareció. Asegura haber visto al hombre sobre las 21.15 horas del día 3 de mayo de 2007, en el momento en que se dirigía al resort para ver si sus hijos estaban bien. Kate McCann se dio cuenta de que su hija había desaparecido hacia las 22 horas.


A pesar de haber recibido órdenes de no comentar públicamente lo que había visto aquella noche, la testigo desafió las recomendaciones policiales y en octubre de 2007 el matrimonio McCann divulgó un esbozo de lo que Jane describió como el sospechoso, que se le empezó a conocer como 'Tannerman'.


Tannerman


La declaración de Totman solo fue tenida en cuenta por Scotland Yard en 2011, algo considerado por los responsables como un "momento de revolución" en la investigación del caso. "Tenemos casi la certeza de que este no es el hombre que buscamos", afirmó el inspector jefe de la policía recalcitra


ntemente, el Ministerio del Interior británico anunció que contribuiría en una financiación extra de 175 mil euros para las autoridades encargadas del caso. 

relacionada Un detective privado asegura que Madeleine McCann vive en Paraguay
relacionada Portugal reabre el caso Madeleine

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil