jueves, 18 de octubre de 2018 19:34
Cultura

Muere el escritor y periodista Tom Wolfe a los 87 años

|

Tom Wolfe


Tom Wolfe, ampliamente reconocido como el padre del 'Nuevo Periodismo', ha muerto a los 87 años. Según 'The Guardian', citando al agente de la escritora Lynn Nesbit, Wolfe falleció ayer en un hospital de Manhattan donde había sido hospitalizado por una infección.


El escritor y ensayista estadounidense Thomas Kennerly Wolfe Jr. nació el 2 de marzo de 1931 en Richmond.


Entre sus novelas más famosas, destacan 'Todo un hombre', 'Yo soy Charlotte Simmons', y 'Regreso a la sangre'. Pero su obra maestra fue sin duda 'La hoguera de las vanidades', gracias a la cual se hizo influyente y famoso en todo el mundo en 1987.


En su uso de técnicas novelísticas en la no ficción, Wolfe, a partir de la década de 1960, ayudó a crear el híbrido enormemente influyente conocido como el 'Nuevo Periodismo'.


Era una respuesta típicamente irónica de un escritor que se deleitaba en lacerar la pretensión de otros. Tenía un ojo despiadado y una afición por detectar tendencias y luego darles nombres, algunos de los cuales - como "Radical Chic" y "the Me Decade" - se convirtieron en modismos estadounidenses.


Su talento como escritor y caricaturista se hizo evidente desde el principio en sus pirotécnicas verbales y su perfecta imitación de los patrones del habla, sus meticulosos reportajes y su uso creativo del lenguaje pop y la puntuación explosiva.


De 1965 a 1981 el Sr. Wolfe produjo nueve libros de no ficción. 'Ponche de ácido lisérgico', un relato de sus viajes periodísticos por California con Ken Kesey y sus Merry Pranksters mientras difunden el evangelio del LSD, sigue siendo una crónica clásica de la contracultura, "que sigue siendo el mejor relato, ficticio o no, impreso o cinematográfico, de la génesis de la subcultura hipster de los años 60", escribió el crítico de medios Jack Shafer en la Columbia Journalism Review con motivo del 40º aniversario del libro.


Tom Wolfe en la Casa Blanca


Aún más impresionante, para muchos críticos, fue 'Elegidos para la gloria', su exhaustivo reportaje sobre los primeros astronautas estadounidenses y el programa espacial Mercury. El libro, adaptado en una película en 1983 con un elenco que incluía a Sam Shepard, Dennis Quaid y Ed Harris, convirtió al piloto de pruebas Chuck Yeager en un héroe cultural y añadió otra frase al idioma inglés.


Al mismo tiempo, el Sr. Wolfe continuó produciendo un flujo de ensayos y artículos de revistas para New York, Harper's y Esquire. Su teoría de la literatura, que predicó en forma impresa y en persona y a cualquiera que la escuchara, era que el periodismo y la no ficción habían "borrado la novela como el evento principal de la literatura estadounidense".


Wolfee enfrentó a lo que llamó "la pregunta que reprendía a todos los escritores que habían experimentado con la no ficción durante los 10 o 15 años anteriores": ¿Simplemente estás esquivando el gran desafío, la novela?".


LA HOGUERA DE LAS VANIDADES


La respuesta vino con "La hoguera de las vanidades". Publicado inicialmente como una serie en la revista Rolling Stone y en forma de libro en 1987 después de extensas revisiones, ofreció una imagen satírica y mordaz del dinero, el poder, la codicia y la vanidad en Nueva York durante los desvergonzados excesos de la década de 1980.


La acción salta de un lado a otro de Park Avenue a Wall Street a los aterradores corrales de la Corte Penal del Bronx, después de que el comerciante de bonos educado en Yale Sherman McCoy (un autoproclamado "Maestro del Universo") se pierde en el Bronx por la noche en su Mercedes con su joven y sexy amante. Después de atropellar a un hombre negro y casi provocar un motín racial, entra en el mundo de pesadilla del sistema de justicia penal.


Aunque fue un éxito de ventas desbocado, "Bonfire" dividió a los críticos en dos bandos: los que alabaron a su autor como digno heredero de sus ídolos ficticios Balzac, Zola, Dickens y Dreiser, y los que descartaron el libro como periodismo inteligente, una acusación que lo perseguiría a lo largo de su carrera ficticia.


El Sr. Wolfe respondió con un manifiesto en Harper's, "Acechando a la Bestia de los Mil Millones de Pies", en el que criticaba a la ficción americana por no cumplir con el deber sociológico consagrado de informar sobre los hechos de la vida contemporánea, en toda su complejidad y variedad.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil