sábado, 23 de junio de 2018 20:00
Economía

Diéselgate: Volkswagen pagará una multa de 1.000 millones de euros por el escándalo de las emisiones

|

Volkswagen1


El fabricante de automóviles Volkswagen ha acordado pagar una multa de 1.000 millones de euros en Alemania por el escándalo de las emisiones que sacudió a la industria del automóvil en 2015.


El grupo hizo trampas en las pruebas de motores diésel en los EEUU y Europa, y se calcula que más 680.000 unidades se han visto afectadas en España. 


El fiscal de Braunschweig (también conocido como Brunswick) ha emitido este miércoles 13 de junio una orden administrativa contra Volkswagen, imponiendo la pena máxima de 5 millones de euros, y luego de 995 millones de euros para la "degüelle de beneficios económicos". Esto se refiere al reembolso de las ganancias obtenidas por medios ilegales o poco éticos.


Volkswagen acepta la multa y que no apelará contra ella. 


"Volkswagen, al hacerlo, admite su responsabilidad en la crisis del diésel y considera esto como un paso más hacia la superación de esta última", dice el grupo.


"Como consecuencia de la orden administrativa por la que se impone la multa, se dará por concluido definitivamente el procedimiento de infracción activa incoado contra Volkswagen. Volkswagen parte del supuesto de que la conclusión del procedimiento tendrá también importantes efectos positivos en otros procedimientos administrativos en curso en Europa contra (el grupo) y sus filiales".


El mes pasado, el ex-director general de Volkswagen, Martin Winterkorn, fue acusado de conspiración para defraudar al gobierno de Estados Unidos, como parte de una investigación más amplia sobre el escándalo.


El Departamento de Justicia acusa al director ejecutivo de violar la Ley de Aire Limpio al encubrir el engaño de Volkswagen en las pruebas de emisiones.


El gobierno de los EEUU alega que el Sr. Winterkorn ya sabía de las trampas en marzo de 2014, pero el ex jefe de VW niega haber hecho mal y dijo que no se enteró de las trampas hasta agosto de 2015, un mes antes de que el escándalo saliera a la luz.


Oliver Schmidt, un ex ejecutivo de Volkswagen, fue condenado a siete años de prisión el año pasado por su participación en el escándalo. El Sr. Schmidt, de nacionalidad alemana, fue enviado a los Estados Unidos en 2015, pero no reveló la existencia del software que permitía a los vehículos pasar falsamente las pruebas de emisiones. También engañó a los investigadores y destruyó documentos, según un tribunal de Detroit.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil