miércoles, 21 de noviembre de 2018 01:42
Internacional

Las bananas están en peligro y su salvación está en solo cinco árboles en extinción

|

Bananas


Las bananas están en peligro y la posible solución para reducir el riesgo se reduce a cinco árboles en una pequeña isla perteneciente a Madagascar. Esto es así porque es solo en esos cinco árboles se encuentra un tipo de banana que, según parece, es inmune a una enfermedad que afecta a la fruta en cuestión.


Gran parte de las bananas consumidas en el mundo, cerca del 40%, son de un tipo conocido como Cavendish, que es vulnerable a la dolencia conocida como el 'mal de Panamá', causada por el hongo F. oxysporum.


Mientras tanto, la enfermedad está aislada en Asia, pero si llega al continente americano, sobre todo a América Central -ya que Ecuador es el principal exportador de bananas- podría poner en riesgo el abastecimiento de los mercados. 


Así, los científicos indican que es esencial conservar la especie que creció aislada, lejos de la isla principal de Madagascar, y que así, puede tener propiedades diferentes de los demás tipos de fruta, explica a la BBC un especialista del Royal Botanic Gardens, en Kew, en el Reino Unido.


"[La especie en cuestión] no tiene el 'mal de Panamá', por lo que tal vez tenga rasgos genéticos que luchen contra la dolencia. No sabremos hasta que analicemos esta banana, pero no lo podemos hacer hasta que esta se salve", afirma Richard Allen.


Los especialistas esperan que la inclusión de este tipo de banana en una lista de alerta de la Organización Internacional para la Conservación de la naturaleza acelere el proceso de protección. 


El objetivo es crear una banana que sea comestible y resistente a la enfermedad. 


Hélène Ralimanana, del jardín botánico de Londres, destaca la importancia de proteger la fruta, dado que las semillas de esta pueden ser estudiadas para mapear la genética de esta fruta local: "Es muy importante conservar esta banana salvaje porque tiene grandes semillas que pueden ofrecer la oportunidad de encontrar un gen para mejorar la banana cultivada".


Dicha banana salvaje no tiene un sabor agradable al paladar, pero a través de un cruce de especies se podría lograr la creación de un tipo de banana que sea, al tiempo, comestible y resistente.


Hasta los años 50 del siglo XX, la especie más plantada en América del Sur era la Gros Michel, pero fue devastada por una epidemia de este mismo hongo. Como las bananas no tienen semillas y se diseminan a través de clonación, son altmente vulnerables. En aquel momento, la epidemia llevo a que se sustituyera la Gros Michel por la Cavendih, que era resistente a la enfermedad. 


En los últimos meses, como revela un estudio publicado en 'Nature', se han realizado trabajos e investigaciones con el objetivo de analizar un posible trabajo genético para que las bananas sean más resistentes. La manipulación genética, dice el mismo estudio, debido a los rasgos de la dolencia que afecta a la fruta en cuestión, se vuelve una "estrategia obvia y atractiva".  

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil