martes, 16 de octubre de 2018 10:21
Politica

Sánchez busca el apoyo de Merkel para afrontar el problema migratorio

|

Angela Merkel y Pedro Sánchez


A pesar del cambio de inquilino en La Moncloa, todo parece indicar que sigue la buena sintonía entre los gobiernos español y alemán. Prueba de ello es el próximo encuentro que reunirá a Angela Merkel con Pedro Sánchez en el palacio de las Marismillas, en Doñana, donde está pasando sus vacaciones el presidente del Gobierno.


Merkel llegará el sábado y se quedará todo el fin de semana para departir con su homólogo español sobre distintas materias, aunque el foco estará puesto en la crisis migratoria que sufre Europa.


Pedro Sánchez quiere recabar el compromiso de la canciller de que la Unión Europea proveerá de más fondos a España para poder gestionar mejor sus flujos migratorios. Tras el cierre de fronteras de Italia, distintas voces alertan de que las rutas para llegar a suelo europeo están virando hacia el oeste, con España como destino más cercano de las costas africanas.


Sánchez y Merkel también harán balance de la reciente cumbre de la OTAN y hablarán de la defensa europea. Será un fin de semana de trabajo, a invitación del jefe del Ejecutivo español, que confirma la buena relación entre ambos países.


No es la primera visita de trabajo de Merkel a España durante las vacaciones de verano, si bien en la ocasión anterior no se dirigió a Doñana, sino a Santiago de Compostela. Fue en agosto de 2014 cuando la canciller y el entonces jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, recorrieron a pie un tramo de seis kilómetros del Camino de Santiago y visitaron la Plaza del Obradoiro, antes de mantener una reunión bilateral.


EL PALACIO DE LAS MARISMILLAS


El palacio de las Marismillas, propiedad de Patrimonio del Estado y situado dentro del Parque Nacional Doñana ha sido uno de los destinos habituales de vacaciones de los presidentes del Gobierno, pero hace años que no era además escenario de encuentros de política internacional.


El palacio de las Marismillas es una construcción de estilo colonial de principios del siglo XX ubicada en el extremo sur de Doñana. Solo puede accederse a él cruzando el Guadalquivir desde Sanlúcar de Barrameda o, en bajamar, recorriendo 30 kilómetros de playa desde Matalascañas, un aislamiento natural que facilita mucho la tarea de los servicios de seguridad.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil