miércoles, 26 de septiembre de 2018 04:24
Sociedad

Un niño de 10 años sobrevive con un pincho de 30 centímetros clavado en la cabeza

|


Xavier Cunnigham estaba jugando en su casa-árbol en el jardín de su casa en Harrisonville, en Misuri (EEUU), cuando unas abejas le picaron. Intentando escapar de los insectos, el niño de 10 años se cayó de su casa-árbol, clavándose un pincho de brocheta metálica de 30 centímetros. El pincho penetró 15 centímetros en su cabeza. 


Gabrielle Miller, la madre de Xavier -en declaraciones a 'Kansas City Star'- cuenta cómo vio a su hijo entrando en casa gritando con el pincho "saliéndole de la cabeza". De camino al hospital, el niño exclamó: "Mamá, ¡me estoy muriendo! No siento nada".


Xavier fue derivado a Kansas City y después a el centro hospitalario de la Universidad de Kansas, donde fue operado. 


El pincho no afectó a los ojos, ni al cerebro, médula ósea ni vasos sanguíneos. Los médicos lo consideraron "un milagro". Sin ningún tipo de hemorragia, los médicos tuvieron tiempo para llamar a los cirujanos y retirar el pincho de brocheta. Un procedimiento que duró horas, con la dificultad de que el pincho tenía una punta afilada. 



Ahora, lo médicos creen que Xavier se va a recuperar totalmente, aunque admiten que el niño podría tener secuelas que afectarían  su voz. 



COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil