jueves, 27 de enero de 2022 18:57
Sociedad

Los desinfectantes del hogar podrían causar sobrepeso en los niños

|

16323 an african american woman cleaning a window pv


Un estudio reciente publicado en la revista 'Canadian Medical Association Journal' sugiere que los limpiadores multiusos y otros desinfectantes domésticos de uso común podrían estar haciendo que los niños tengan sobrepeso al alterar las bacterias que se encuentran en sus intestinos.


Los bebés que viven en hogares donde se usan desinfectantes antimicrobianos al menos una vez a la semana tenían el doble de probabilidades de tener niveles más altos de la bacteria Lachnospiraceae a los tres o cuatro meses que los niños cuyos hogares no usaban desinfectantes con frecuencia, encontraron los investigadores canadienses.


Cuando los niños con niveles más altos de Lachnospiraceae tenían 3 años, su índice de masa corporal (IMC) era más alto que los niños que no viven en hogares que usan desinfectantes con frecuencia, también indica este nuevo estudio.


La bacteria Lachnospiraceae es "un componente normal de nuestra microbiota intestinal", señala a 'CNN'  Anita Kozyrskyj, autora principal del estudio y profesora de pediatría de la Universidad de Alberta, en un podcast del CMAJ.


Sin embargo, explicó que se sabe "a partir de estudios en animales que los niveles más altos de Lachnospiraceae se han asociado con una mayor resistencia a la insulina y a la grasa corporal".


Microbiota


LA MICROBIOTA INTESTINAL


El nuevo informe utiliza datos del estudio Canadian Healthy Infant Longitudinal Development, que comenzó en 2009 con investigadores que dieron seguimiento activo a los participantes a medida que crecían y se desarrollaban, desde mediados del embarazo hasta la niñez y la adolescencia.

Cuando los bebés tenían 3 o 4 meses de edad, sus padres proporcionaron una muestra de heces para cada uno de ellos y respondieron preguntas sobre su hogar, explia Kozyrskyj. Se perfilaron y analizaron muestras de 757 lactantes junto con datos del IMC a edades más avanzadas y el uso de productos desinfectantes por parte de los padres.


Uno de los hallazgos del estudio es que aproximadamente el 80% de los hogares canadienses usan productos desinfectantes, en su mayoría limpiadores multisuperficie, al menos una vez a la semana, señala Kozyrskyj.


Aunque los investigadores encontraron un aumento en la bacteria Lachnospiraceae con una limpieza más frecuente con desinfectantes, no vieron la misma asociación con los detergentes de lavado sin los ingredientes que matan las bacterias que se encuentran en los desinfectantes o en los limpiadores ecológicos.


"Estos resultados sugieren que la microbiota intestinal fue la culpable de la asociación entre el uso de desinfectantes y el sobrepeso", dijo Kozyrskyj.


La microbiota intestinal se refiere a la comunidad de bacterias que viven en armonía en nuestro tracto digestivo, explicó Kozyrskyj. Esta comunidad se desarrolla durante la infancia, cuando ganamos un mayor número de especies bacterianas, con cada especie disminuyendo o aumentando en número con el tiempo.


"Cada uno de nosotros posee una microbiota intestinal única, pero hay patrones comunes, hay microbios comunes que se espera que se encuentren en la infancia y en la edad adulta", dijo Kozyrskyj. "Yo diría que alrededor de los 3 años de edad tenemos una composición bacteriana que podemos llamar nuestra. Y se queda con nosotros por el resto de nuestra vida".

Esto es importante porque investigaciones anteriores han establecido una conexión entre la composición de la microbiota intestinal y el peso en la edad adulta.


Flora intestinal



IDENTIFICAR LOS FACTORES DE RIESGO PARA LA OBESIDAD



Aunque los resultados del estudio destacan la conexión entre los desinfectantes y la microbiota intestinal, Kozyrskyj señaló que "todavía es un gran salto usar la palabra causalidad".


Dicho esto, "algunas de las pruebas apuntan claramente a una relación directa de causa-efecto entre los desinfectantes y los niveles más altos de la bacteria intestinal común".


Por ejemplo, estudios en animales han encontrado cambios similares en las bacterias intestinales de los lechones cuando se exponen a los desinfectantes, dijo.


Y "una mayor frecuencia de uso de desinfectante se asoció con una mayor abundancia de Lachnospiraceae", indica Kozyrskyj. Aún así, advierte de que se necesita más investigación para confirmar estos resultados y establecer una relación causal.


En un comentario publicado, Moira K. Differding y Noel T. Mueller, ambos del Departamento de Epidemiología de la Facultad de salud pública Bloomberg de la Johns Hopkins en Baltimore, escribieron que los resultados del estudio eran "biológicamente plausibles".


¿Por qué? Las bacterias a las que estamos expuestos durante nuestra infancia educan nuestro sistema inmunológico y programan nuestro sistema metabólico, explican Differding y Mueller, ninguno de los cuales participó en el nuevo estudio.


Y en estudios publicados anteriormente, los investigadores han hallado que las alteraciones en el desarrollo natural de la bacteria intestinal del bebé, debido a un parto por cesárea, antibióticos prenatales y posnatales, o alimentación con fórmula, se han asociado con un mayor riesgo de obesidad infantil, apuntaron.


"La prevalencia de la obesidad infantil sigue aumentando en todo el mundo", escriben Differding y Mueller a 'CNN', y agregan que es "más importante que nunca" identificar los factores de riesgo de la obesidad y las formas de prevenir el aumento de peso en los niños.


Kozyrskyj dice que un hallazgo en el nuevo estudio sorprendió al equipo de investigación.


Los bebés que vivían en hogares que usaban limpiadores ecológicos tenían diferentes microbiotas, niveles mucho más bajos de Enterobacteriaceae, y eran menos propensos a tener sobrepeso cuando eran niños pequeños. 


Sin embargo, un análisis de los datos no mostró que esta comunidad bacteriana alterada estuviera relacionada con la reducción del riesgo de obesidad en los niños.


"Las madres que usan productos ecológicos podrían ser más saludables", dice, y agrega que el estilo de vida y los hábitos alimenticios más saludables de la madre podrían beneficiar tanto a las bacterias intestinales como al peso de sus hijos.


Debido a que los resultados aún no han sido confirmados, Kozyrskyj aún no está listo para recomendar a los consumidores que compren productos ecológicos.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE