domingo, 18 de noviembre de 2018 07:07
Sociedad

Miles de trabajadores de Google protestan contra el acoso sexual y la desigualdad salarial en todo el mundo

|

Google


Más de mil trabajadores de Google en Europa y Asia se han manifestado este 1 de noviembre durante unos minutos a las puertas de sus oficinas para protestar contra el acoso sexual y la desigualdad salarial, entre otros comportamientos.


En Dublín, cientos de empleados del gigante tecnológico han abandonado sus puestos a las 11.00 horas. "No he sido víctima de acoso pero, si solo una persona lo ha sido, es importante para nosotros, para mí, mostrar nuestra solidaridad", ha dicho Kate, una de las manifestantes en la capital irlandesa.


Los empleados han dejado notas en sus puestos de trabajo para explicar el motivo de su ausencia. "No estoy en mi escritorio porque salgo con otros empleados y contratistas de Google para protestar contra el acoso sexual, las malas conductas, la falta de transparencia y una cultura laboral que no funciona para todos", rezan las notas, según RTE.


La breve huelga de Google Dublín ha sido la más llamativa de la jornada porque Irlanda acoge la mayor sede de la empresa norteamericana fuera de Estados Unidos, gracias a las ventajas fiscales que ofrece la nación europea. Solo allí emplea a 7.000 personas.


Sin embargo, la protesta se ha repetido en las sedes de Google en Londres, Berlín, Zúrich, Tokio y Singapur, a juzgar por las fotografías y vídeos que han difundido los manifestantes a través de las redes sociales.


En un comunicado emitido el 31 de noviembre por la noche, los organizadores de la protesta pidieron a Alphabet -matriz de Google- que incorpore a un representante de los trabajadores en su junta directiva, que cree un proceso específico para denunciar el acoso sexual y que comparta internamente los datos sobre los sueldos que paga a hombres y mujeres.


El presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, ha respondido en otro comunicado valorando las "ideas constructivas" que han planteado los trabajadores y prometiendo que Google las tendrá en cuenta con el propósito de pasar de las palabras a la "acción".


Según 'The New York Times', Google acordó en 2014 con el entonces vicepresidente senior, Andy Rubin, pagarle una indemnización de 90 millones de dólares para que abandonara la compañía después de que fuera acusado de acoso sexual.

relacionada Google prepara una versión censurada de su buscador para China
relacionada ​Google recurre la multa récord impuesta por la Unión Europea

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil