lunes, 17 de diciembre de 2018 11:53
Deportes

​River Plate rechaza la decisión de trasladar a Madrid el último partido de la Copa Libertadores

|

Bandera river Plate



El River Plate anunció el jueves que apelará la sanción económica, el castigo de jugar dos partidos internacionales en 2019 a puerta cerrada y que reclamará el status de visitado en la final de la Copa Libertadores.


"El Club Atlético River Plate informa que realizará las propuestas y recursos legales pertinentes en relación con la resolución de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y su Tribunal Disciplinario, en relación con el cambio de sede para disputar el partido final de la Copa Libertadores 2018, la sanción económica y la prohibición de jugar dos partidos públicos oficiales organizados por la CONMEBOL", según el comunicado.


La posición del club viene después de que su rival, Boca Juniors, anunciara el mismo día que apelaría la decisión del tribunal disciplinario de la Conmebol de transferir a España el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores.


Originalmente previsto para el 24 de noviembre en el estadio Monumental River Plate, el encuentro entre los rivales Boca Juniors y River Plate en la capital argentina se pospuso debido al ataque al autobús que transportaba a los jugadores de la selección visitante unas horas antes del comienzo del partido. En un comunicado, Boca Juniors dijo que apelará la decisión anunciada por Conmebol el domingo y posiblemente ante el tribunal de arbitraje deportivo.


La programación del partido para la capital de España, Madrid, se produjo poco después de que el tribunal rechazara el recurso interpuesto por Boca Juniors, que quería que se le concediera el trofeo, debido al ataque que sus jugadores fueron el objetivo y que motivó el aplazamiento del partido. En el encuentro de primera mano, disputado el 10 de noviembre, en el estadio La Bombonera, sede de Boca Juniors, hubo un empate (2-2).


La Corte Disciplinaria de la Conmebol ha decidido reprogramar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores -por primera vez entre dos clubes argentinos- castigando a River Plate con dos partidos a puerta cerrada en 2019 y multando al club con 400.000 dólares (unos 351.000 euros al tipo de cambio actual).


Varios jugadores de Boca Juniors resultaron heridos en el incidente del 24 de noviembre por haber sido golpeados por vidrios o por el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía, y el capitán Pablo Pérez tuvo que ser vigilado en el hospital antes de regresar al estadio con una visera que protegía su ojo izquierdo.


La final de la edición 2018 de la Copa Libertadores es la última jugada en dos manos, ya que a partir de 2019 se jugará en un solo partido, como es el caso de la Liga de Campeones de Europa.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil