domingo, 16 de diciembre de 2018 00:15
Politica

Excargo de Fomento niega que se autorizase la puesta en servicio de la línea con una revisión de 1 hora

|

Accidente del Alvia en Angrois

El ex director general de Infraestructuras Carlos Juárez, dependiente del Ministerio de Fomento, ha negado en el Congreso que la documentación enviada para la puesta en servicio de la línea Orense-Santiago se revisase y autorizase en tan solo una hora, tal y como desveló hace dos semanas la diputada de En Marea Alexandra Fernández.

La portavoz de la formación gallega en la comisión que investiga el accidente del barrio compostelano de Angrois en la Cámara Baja, en la anterior sesión, mostró unos correos electrónicos en los que se reflejaba que la hora de entrada de la solicitud de puesta en servicio de la línea fue las 12.09 horas del 9 de diciembre de 2011, y la respuesta con la autorización para la misma se produjo a las 13.26 horas del mismo día.

Lo hizo durante la comparecencia en la comisión de Eduardo Santiago, exjefe del área coordinadora de Seguridad Ferroviaria de la Dirección General de Infraestructuras, quien defendía hasta ese momento que se habían utilizado 48 horas en emitir la autorización definitiva.

En los propios correos, a los que tuvo acceso Europa Press, figuraba que entre los días 30 de noviembre y 1 de diciembre de 2011 Adif había enviado previamente documentación al Ministerio de Fomento, y el propio Santiago afirmó que se evaluó "punto por punto durante un tiempo amplio", aunque admitió que no recordaba cómo se realizó esa revisión previa.

Según ha matizado este miércoles en la comisión Juárez, la documentación recibida el día 30 de noviembre era ya la definitiva --no la provisional, como se especificó durante la comparecencia de Santiago-- y se analizó hasta el mismo 9 de diciembre, cuando llegó a Fomento el citado correo de Adif con la documentación adjunta y esta obtuvo el visto bueno en algo más de una hora.

Juárez ha asegurado que vio la comparecencia de Santiago y ha apuntado: "En un momento dado se sintió acorralado y no pudo decir lo que yo puedo decir en este momento". Así, ha aseverado que hay copia de los correos que acreditan la entrada de la documentación definitiva en Fomento y ha invitado a los miembros de la comisión a pedírselos a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

COMPARECIENTES NIEGAN PRESIONES POLÍTICAS
Además de Juárez, actualmente empleado en Adif, ha comparecido esta mañana Manuel Niño, entonces asesor en la Dirección General de Infraestructuras y que también ha sido director general de Ferrocarriles y ex secretario general de Infraestructuras.

Ambos han coincidido en negar la existencia de presiones políticas para adelantar los plazos de ejecución de las obras de la línea, en defender la independencia del informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) o en respetar la presunción de inocencia del exdirector de seguridad de Adif Andrés Cortabitarte.

Este, junto al maquinista Francisco José Garzón, es una de las dos únicas personas imputadas al término de la instrucción en el Juzgado número 3 de Santiago de Compostela. "No me sumaré de ninguna manera a todas aquellas personas que quieran condenar a una persona antes de que el juez dicte sentencia", ha señalado Juárez, mientras que Niño se ha limitado a afirmar al respecto que cree "en la presunción de inocencia y en el sistema judicial".

En relación al informe de la CIAF, Juárez considera que las recomendaciones que se incluyen en él han resultado "tremendamente útiles" y que no se reflejan en las conclusiones porque en ellas no se encontró "un nexo causal directo", como sí se hizo según él en la causa directa, el exceso de velocidad, y la causa coadyuvante, la llamada que distrajo al maquinista.

DEFIENDEN LA INDEPENDENCIA DE LA CIAF
Por su parte, Niño ha incidido en que el informe de la CIAF solo debía "investigar las causas y emitir recomendaciones", por lo que "cumplió la normativa" a pesar de que formasen parte del equipo investigador los responsables de seguridad de Adif --Cortabitarte-- y de Renfe --Antonio Lanchares--. "El informe se ha hecho de forma independiente. No me cabe ninguna duda", ha sentenciado, en contra del informe realizado por la Agencia Ferroviaria Europea (ERA).

Niño ha defendido también la desconexión del equipo de seguridad a bordo del tren, el Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario (ERTMS), y ha argumentado que sus problemas de fiabilidad hacían que el vehículo circulase bajo la exclusiva supervisión del maquinista, por lo que era preferible circular bajo el sistema de Anuncio de Señales y Frenado Automático (ASFA).

Esto contrasta con el testimonio de otros comparecientes que han garantizado que de haber estado conectado el sistema ERTMS el accidente podría haberse evitado y que los errores que daba se habrían solucionado tan solo reduciendo la velocidad de entrada en la curva en el cuadro de velocidades.

Al respecto, Juárez ha afirmado que "la certeza" es que de haber estado activo el ERTMS e instalado en vía en la entrada a Santiago --la curva de A Grandeira no se equipó con este sistema de seguridad por el modificado del proyecto inicial--, el convoy nunca habría pasado la curva a más de 80 kilómetros por hora.

NO JUGAR CON "LA BOLA DE CRISTAL"
Sin embargo, dado que el ERTMS no estaba instalado en vía, ha pedido no jugar a "la bola de cristal" porque, aun con el sistema activo a bordo del tren, el maquinista podría haber aceptado la transición a ASFA de forma automática, sin corregir la velocidad y sin evitar el accidente.

Juárez también ha justificado que el enclavamiento de Santiago no disponga de un informe de evaluación independiente --algo que exige la normativa europea en caso de que se produzcan "cambios significativos"-- y ha dicho que Adif envió los tres documentos que exigía la ley: un certificado de seguridad, otro con las pruebas pertinentes realizadas y un informe de adecuación a la normativa técnica.

"REGAÑINA" DEL PSOE A EN MAREA Y ERC
En la sesión de este miércoles, el diputado socialista César Ramos ha censurado la actitud de algunos parlamentarios presentes en la comisión --en alusión a En Marea y ERC-- y ha lamentado que en el caso de que, antes de iniciar sus trabajos, hubiesen expuesto unas conclusiones, estas serían "las mismas" que una vez concluya la comisión de investigación.

El portavoz de ERC en la comisión, Gabriel Rufián, ha aprovechado el comentario para criticar "los aspavientos" del PP durante las preguntas de En Marea y de ERC, así como la "regañina" del representante del PSOE. "No es que tengamos conclusiones. Simplemente decimos que si parece un pato, grazna como un pato y nada como un pato, igual es un pato", ha concluido.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil