martes, 21 de enero de 2020 23:46
Sociedad

Niña comió chocolates de calendario de Navidad y era comida de gato

|

La pequeña Alissa, de nueve años, contaba hasta el día de Navidad con un calendario de Adviento, comiendo un chocolate al día. Pero pronto se dio cuenta de que había algo extraño en el sabor de esos chocolates.


La familia Davies-Evans vive en Oswestry, Shropshire City, Inglaterra. La madre de Alissa, Jess Evans, de 26 años, decidió ofrecer a su hija un calendario de Adviento con la imagen de la conocida figura animada "Garfield", la gata con sobrepeso a la que le encanta la lasaña. La idea es abrir las "ventanas" de la caja de cartón cada día entre el 1 y el 25 de diciembre, cada una con un pequeño chocolate.


Sin embargo, Alissa se sorprendió por el sabor de esos chocolates. Después de cuatro días, la niña decidió que no quería comer los chocolates y no abrió más "ventanas". Una semana después, le dijo a su madre que no le gustaban esos dulces verdes y que ya no los quería.


Alisse acabu00f3 comiendo comida de gatos


Girando la caja del calendario para comprobar los ingredientes, la madre descubrió que los chocolates no contenían "chocolate con sabor a manzana", como ella pensaba, sino que estaban hechos de yogur y golosinas destinadas a los gatos.


"Me sorprendió y me sentí como la peor madre de todas cuando me di cuenta de que le había comprado un calendario para gatos", dijo Jess Evans a la prensa, citado por The Independent. "Alissa había dicho que parecían un poco verdes, pero yo pensaba que se trataba sólo del sabor de la manzana", añadió.


"Me dijo que los chocolates sabían extraños, pero no que eran horribles, así que no hice mucho de ellos. Recuerdo que pensé que tenían un color verde gracioso y que no olían a chocolate. Cuando volteé el calendario y leí que sabía a yogur y comida para gatos, no podía creerlo. Nos llevó 11 días descubrirlo", confesó su madre.


Asumiendo que los calendarios de Adviento en el supermercado eran todos para niños, Jess tomó la caja de Garfield y la puso en el carrito de compras después de recibir la aprobación de Alissa.


"Después de la conmoción, ella (Alissa) encontró la situación graciosa. Por suerte está bien, lo he comprobado y no se arriesga", dijo su madre, prometiendo comprar otro calendario para su hija, pero esta vez acompañada por su marido, Sean Davies, de 27 años, para asegurarse de que realmente compra chocolates.


"Definitivamente tendré que llevarme a Sean conmigo porque, conociendo mi suerte, esta vez terminaría comprando uno para los perros", bromeó por fin la madre de Alissa.


Esta era la caja. Ponía claramente 'para gatos'. Sabor a yogurt y hierba gatera...


Calendario de Navidad para gatos

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil