miércoles, 18 de septiembre de 2019 15:40
Internacional

Amnistía Internacional denuncia ejecuciones y uso excesivo de la fuerza en Venezuela

|

"Las autoridades de Nicolás Maduro están tratando de usar el miedo y el castigo para imponer una estrategia repulsiva de control social contra aquellos que exigen el cambio. El gobierno de Maduro está atacando a los más pobres que dice defender, pero los mata, detiene y amenaza", ha manifestado Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para América.


Según Amnistía Internacional, en sólo cinco días, entre el 21 y el 25 de enero, al menos 44 personas murieron, más de 900 fueron detenidas arbitrariamente, y el 23 de enero, el día en que se produjeron las manifestaciones en todo el país, se produjeron 770 detenciones arbitrarias.


En un comunicado, esta organización de derechos humanos explicó que Venezuela ha sufrido una grave crisis de violaciones de derechos humanos durante años, con escasez de alimentos, medicinas, hiperinflación, violencia y represión política que ha obligado a más de tres millones de personas a huir del país desde 2015.


Ante esta realidad, miles de personas protestaron por un cambio de gobierno, con varias manifestaciones que tuvieron lugar del 21 al 25 de enero, particularmente en las zonas más pobres de Venezuela.


Nicolas maduro 1


La ONG señaló que hay una fuerte presencia de grupos armados pro-Nicolás Maduro en las zonas pobres, donde los residentes dependen en gran medida de los programas estatales, actualmente limitados, para distribuir alimentos básicos.


Esta organización de derechos humanos informa sobre las conclusiones preliminares de una misión de investigación en Venezuela, en la que recogió más de 50 testimonios y documentó 15 casos de cómo las autoridades están utilizando el hambre, el castigo y el miedo para reprimir las protestas en el país.


AI documentó seis ejecuciones extrajudiciales a manos de las Fuerzas Especiales de Acción (FAES) en varios lugares del país.


En cada caso, las víctimas estaban de alguna manera vinculadas a las protestas y, según Amnistía Internacional, la fuerza de seguridad pública adulteró las escenas del crimen y las describió como delincuentes, alegando que tenían antecedentes penales, en un intento de justificar sus muertes.


"Como hemos visto muchas veces en Venezuela, las autoridades quieren que creamos que los que murieron durante las protestas -especialmente los jóvenes de zonas de bajos ingresos- eran delincuentes. Su único delito fue atreverse a pedir un cambio y exigir una existencia digna", dijo Guevara-Rosas.


A lo largo de la declaración, Amnistía Internacional también destaca los casos de dos jóvenes muertos y un joven herido por las fuerzas de seguridad del Estado mientras participaban en las protestas.


"Tanto la Policía Nacional Bolivariana (PNB) como la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) participaron en operaciones de esta naturaleza", dijo Amnistía Internacional.


Según el Tribunal Penal Venezolano, las autoridades detuvieron a 137 niños y adolescentes en todo el país entre el 21 y el 31 de enero.


"Detener arbitrariamente a más de 100 adolescentes y someterlos a tratos crueles, que a veces pueden constituir tortura, demuestra hasta qué punto las autoridades están dispuestas a llegar en sus intentos desesperados por detener las protestas y dominar a la población", dijo Guevara Rosas.


Amnistía Internacional pide a las autoridades que pongan fin a las políticas represivas que han desarrollado en los últimos años y que cumplan con su obligación de garantizar justicia, verdad e indemnización a las víctimas de violaciones de derechos humanos o crímenes de derecho internacional.


"El sistema de justicia venezolano parece tener una política de abandono de las víctimas de violaciones de derechos humanos. Las pocas personas que tienen el valor de presentar informes están indefensas y en peligro debido a la falta de respuesta de las autoridades", dijo Erika Guevara-Rosas.


Amnistía Internacional insta al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a que tome medidas para hacer frente a la impunidad total que prevalece en Venezuela mediante la creación de un órgano de investigación independiente que vigile e informe sobre la situación de los derechos humanos en el país.


"La justicia internacional es la única esperanza para las víctimas de violaciones de derechos humanos en Venezuela. Es hora de activar todos los mecanismos disponibles para evitar más atrocidades", dijo Guevara-Rosas.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil