lunes, 22 de abril de 2019 08:53
Economía

​BMW rechaza las acusaciones de Bruselas sobre el cártel

|

BMW ha rechazado este 5 de abril las acusaciones de la Comisión Europea de un supuesto cártel con los fabricantes Daimler y VW que limitaba la competencia en el ámbito de las tecnologías limpias en la Unión Europea (UE), justificándolas como "grupos de trabajo técnicos".


El caso se refiere a una notificación a estas empresas hoy, basada en una decisión preliminar, en la que Bruselas acusa a estas empresas de "violar las normas de competencia de la UE entre 2006 y 2014 por colusión que restringió la competencia en el desarrollo de tecnologías limpias para las emisiones de gasolina y diesel en los turismos".


En un comunicado de prensa publicado en su sitio web, el grupo BMW confirma la recepción de la notificación, pero rechaza la existencia de "cualquier acuerdo territorial o de precios que perjudique a clientes o proveedores".


Bmw estadosUnidos


"Como es bien sabido, la Comisión está investigando específicamente si los fabricantes alemanes de automóviles han cooperado en grupos de trabajo técnicos para restringir la competencia en el desarrollo y despliegue de tecnologías de reducción de emisiones", señala la empresa alemana.


Sin embargo, "desde el punto de vista del grupo BMW, esto no puede considerarse un cartel", señala.


La razón es que "los ingenieros que participan [en estos grupos de trabajo] en los departamentos de desarrollo querían mejorar las tecnologías de tratamiento de gases de escape", añadió el fabricante alemán.


A diferencia de los acuerdos de cártel, toda la industria estaba al tanto de estas discusiones, que no implicaban ningún acuerdo secreto y que no tenían por objeto perjudicar a los clientes o proveedores", añade la empresa, subrayando que estaba "comprometida con una conducta responsable y legal como base para todas sus actividades comerciales".


El grupo BMW revisará ahora la notificación de Bruselas, realizada mediante un pliego de cargos, y evaluará el impacto financiero de una posible multa.


Tras el anuncio de hoy, Bruselas escuchará ahora a los fabricantes.


Si, tras oír a estas empresas, el ejecutivo de la UE considera que existen pruebas suficientes de infracción, puede imponer una multa de hasta el 10% del volumen de negocios anual de cada empresa.


En el comunicado de prensa, la Comisión Europea sostiene que el cartel entre BMW, Daimler y VW (que incluye a Volkswagen, Audi y Porsche) se creó "como parte de las llamadas reuniones técnicas de los "círculos de los cinco" fabricantes de automóviles".


Las "preocupaciones" de la Comisión Europea se centran en limitar la competencia en las tecnologías utilizadas para reducir las peligrosas emisiones de óxido de nitrógeno de los vehículos diésel mediante sistemas de reducción catalítica selectiva y para reducir las emisiones de partículas nocivas de los turismos a través de filtros de partículas.


En respuesta a estas críticas, BMW señala que las conversaciones con otros fabricantes son "una práctica común" destinada a la "cooperación al desarrollo" de estos sistemas y a discutir propuestas de regulación para el sector.


La Comisión Europea puso en marcha esta investigación en profundidad en septiembre de 2018, tras las inspecciones realizadas en los locales de BMW, Daimler y VW en Alemania en octubre de 2017.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil