sábado, 20 de julio de 2019 19:48
Politica

Puig reclama que la solución a la financiación es "inaplazable" en esta legislatura

|

Toma de posesión del presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig

Se marca como retos luchar contra el cambio climático, acabar con el terrorismo machista y crear más ocupación y una vivienda digna

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se ha comprometido este domingo, tras prometer su cargo, a gobernar "para todos" durante los próximos cuatro años y ha aprovechado su discurso para exigir al próximo Gobierno de España que la solución al problema de la financiación autonómica es "irrenunciable, inaplazable e imprescindible" en esta legislatura.

Puig ha prometido este domingo su cargo, tras ser investido el pasado jueves presidente de la Generalitat, y se ha comprometido a guardar "fidelidad a la Generalitat y lealtad siempre a los valencianos".

Por ello, ha aprovechado la presencia de los ministros en funciones José Luis Ábalos y Luis Plana para trasladar al Gobierno de España que se necesita "una relación justa en el seno de la arquitectura institucional española" y ha confiado en que pronto Pedro Sánchez vuelva a ser presidente del Gobierno para abordar "una financiación justa".

Así, ha recalcado que la Comunitat "necesita un trato justo y sus cinco millones de españoles quieren ser iguales". "No quieren privilegios, quieren justicia", ha subrayado. Puig ha aclarado que en esa exigencia "no hay un ápice de victimismo, porque somos conscientes de nuestros errores y de la parte que nos corresponde asumir".

Sin embargo, ha insistido en que para la Comunitat Valenciana son "urgencias" el cambio de modelo de financiación, las inversiones adecuadas en línea con los presupuestos de 2019 no aprobado y la solución a la deuda. "Señores ministros, diputados y senadores, nuestro mensaje es claro: lo que es bueno para la Comunitat Valenciana es bueno para España", han insistido.

Puig ha reclamado asimismo que esta X legislatura hay que "profundizar en el relato común, cohesionar el territorio, respetar la diversidad y sumar frente a la división". Así, ha destacado que en estos últimos cuatro años se han conseguido "recuperar la confianza" y superar "obstáculos insalvables".

Asimismo, ha recalcado que se exigen asimismo "la máxima determinación y ningún conformismo" para cumplir los nuevos retos: "luchar contra el cambio climático, crear más ocupación, garantizar el derecho a una vivienda digna e impulsar definitivamente la innovación y sobre todo terminar con el terrorismo machista". "Ahora es la oportunidad y el momento de situar a la Comunitat Valenciana en la Europa del siglo XXI", ha reivindicado.

Puig, durante su discurso, leído en valenciano y en castellano, ha recordado que el autogobierno es "historia" pero que no "puede ser nunca autocomplacencia folclórica". "Es pasado pero sobre todo es presente y futuro", ha reclamado. Al respecto, ha remarcado que de esa tradición de pactar nació la Generalitat y ha constatado: "pactar no es traicionar sino que es la única manea de avanzar sin romperse".

Puig también ha tenido un recuerdo para Beatriz, la última mujer asesinada por el terrorismo machista en la Comunitat Valenciana y la número mil. "Ya hay bastante de terrorismo y de oscuridad, hay que trabajar todos juntos para conseguir una sociedad libre de este mal sueño, que aisle y acabe con este huevo de serpiente". El presidente ha recibido el aplaudo de su socios.

HUMANISMO FRENTE QUIENES QUIEREN LA CRISPACIÓN
En esta línea, ha reivindicado los valores del humanismo --la libertad, la igualdad, la solidaridad, la confianza en la ciencia-- para poder "combatir los intereses que promueven los que quieren retrotraernos a un pasado de crispación y violencia alejado del imaginario que vamos conquistado".

Puig ha subrayado que este imaginario que la Comunitat Valenciana "va conquistando es respeto, diálogo, y deliberación colectiva como fundamento sustancial de un futuro que queremos libre y noble". "No hemos hecho otra cosa en estos cuatro años: profundizar en esta convicción y lo continuaremos haciendo".

Puig ha cerrado su discurso con una interpelación a "todas las mujeres y hombres que quieren nuestra tierra y nuestra gente, a los cinco millones que viven en ella y a los cerca de 135.000 que residen fuera".

A ellos les ha garantizado: "Soy nuestro presidente y me siendo muy cerca de todos vosotros porque soy uno de vosotros". Por ello, les ha dado su palabra, como presidente y como valenciano, de que cada día que entre en el Palau con "toda la emoción y todo el sentido de responsabilidad" les seguirá teniendo "presentes".

"Os doy mi palabra de cada decisión la tomaré como hasta ahora, con el deseo y la esperanza de seguir avanzado hacia un horizonte de progreso de , de igualdad y de justicia social".

Puig ha convocado a todos los valencianos a "conjurarnos para ganar el futuro labrando el presente y pasando página del pasado, sin desmemoria y con la conciencia cívica de aprender de los errores para ir tejiendo los aciertos".

En esta línea, se ha comprometido a dirigirse especialmente a los más vulnerables y a dirigir una mirada solidaria por encima de "colores de piel, de procedencias, y de condiciones religiosa, sexual o política". "Gracias infinitas al pueblo valenciano, estaré eternamente agradecida del privilegio que me han concedido y os prometo que gobernaré para todos", ha apostillado.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil