jueves, 19 de septiembre de 2019 06:40
Opinión

EL DESPROPÓSITO DE DAVID ELVIRA Y SU EXITOSA CARRERA PROFESIONAL

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Cuando era pequeña de edad -físicamente sigo siéndolo- me llamaba mucho la atención aquellos edificios que para entrar en su interior, contaban con un mecanismo que hacía que las puertas fueran giratorias para sorpresa y deleite de los que las disfrutaban. Después de la primera sorpresa los peques querían repetir la hazaña de entrar y salir como si eso fuera un juego de lo más divertido del mundo. Con el paso de los años, las puertas giratorias tienen otras aplicaciones que hacen "felices" a quienes se benefician de ellas pero no de una manera ingenua y gratuita.


Leyendo un articulo de opinión de David Elvira, el exresponsable del Cat Salut y aspirante durante un tiempo a ser conseller de Salut en sustitución de su amigo y protector Toni Comín, descubro lo que escribe respecto a los conflictos competenciales: “un Estado con actitud, paternalista, que evita la negociación bilateral con Cataluña, que toma decisiones unilaterales maquillados por una “participación” autonómica poco efectiva, es un despropósito institucional. Cataluña no necesita ser tutorizada en la gestión de sus políticas públicas, y a las cifras me remito.” Elvira ha firmado el artículo como economista y exdirector del Cat Salut y no con el cargo que ostenta en su “nueva” ocupación. Me ha sorprendido, o no. Cuando alguien oculta su cargo actual, y vive del recuerdo de su pasado es que hay gato encerrado, que diría mi vecina Paquita. Quizás SANOFIS no piensa lo mismo que su trabajador ¿o sí? Algunos se preguntan ¿por qué David Elvira sale de nuevo al escenario político con este artículo? En el, nada es gratis ni casual, siempre hay un trasfondo interesado, lo ha demostrado en todos estos años.


Entendemos que lo que sí es un despropósito institucional y ético es que por segunda vez, Elvira esté trabajando en SANOFIS, después de haberlo hecho en sanidad pública, con cargos de responsabilidad: primero con Marina Geli que cuando Boi Ruiz lo destituyó se fue directamente a la multinacional farmacéutica, y por segunda en el 2018 cuando se que compuesto y sin cargo de conseller. Quizás por eso, volvió a utilizar las puertas giratorias como si eso fuera lo más normal del mundo.


David Elvira volvía de nuevo a trabajar en SANOFIS, el mismo mes en el que había sido cesado en la Consellería de Salut donde había ejercido de conseller en la sombra- aunque el cargo oficial era director del Cat Salut- por la huida de su titular y amigo del alma, Toni Comín. No había respetado los dos años que se les “exigen” a los cargos para trabajar en empresas relacionadas con su actividad pública. ¿No había conflicto de intereses?.


La industria farmacéutica y el sector financiero encabeza el ránking de los Sectores favorecidos por las puertas giratorias que cada día están siendo “engrasadas” por los lobbies cuyo trabajo principal es recomendar a los políticos las políticas que hay que hacer en beneficio de la sociedad ¿será la sociedad que ellos representan?, no me cabe la menor duda.


El articulo de marras del economista alguien lo interprete como su interés por la vuelta a la política, donde su carrera se vio truncada por la desconfianza de ERC hacia su persona y eso que en esa etapa ya se había alejado de su amigo Antoni Comín ¿Donde aterrizará ahora después de sus bandazos ideológicos?... Solo es un problema de puertas, claro giratorias.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil