domingo, 20 de octubre de 2019 16:52
Opinión

OTOÑO CALIENTE, PERIODISTAS PÚBLICOS Y VOCEROS DEL PODER

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Cuando ya ha pasado un mes desde que volvieron muchas personas de pasar sus merecidas vacaciones, las cosas continúan igual que las dejaron cuando huyeron a olvidarse de los problemas propios y ajenos, que son los peores, sobre todo, cuando ellos no los ha causado. Lo malo del asunto es que la gente tiene la sensación que han empeorado más aún si cabe. Con este panorama más de uno le gustaría aplicar a la clase política y sus adyacentes aquella famosa frase de Henry Kissinger: “No puede haber ninguna crisis la próxima semana. Mi agenda está llena”, ese sería el deseo, la realidad la marcan ellos, los políticos, por mucho que traten de disimular.


Con la primavera y el verano calientes, el otoño que acaba de empezar en la misma línea, el calor, o “caluret” que diría una conocida exalcaldesa, está haciendo estragos: las estaciones se han convertido en calientes, solo cambiaría la ropa que hay que llevar en cada estación, pero ya ni eso porque en pleno octubre todavía vamos en marca corta. Quizás por esos calores permanentes, las meninges llegan a atrofiarse. Esa sería la explicación de la salida de tiesto de mucha gente, entre ellos los colegas periodistas que también quieren pasar a la historia no por su buen hacer profesional que sería lo lógico, sino por su cruzada como voceros del movimiento independentista, en contra de todo lo que no se mueve en el ámbito que ellos defienden a capa y sueldazos que cobran del erario público que pagamos todos, sobretodo -porque son más- los que no piensan como ellos. Lo indignante es que estos cruzados que pretenden convertir a los infieles a la verdadera y única doctrina, lo hacen desde un medio público, algo que sería impensable en otros países europeos.


Después se critica duramente por parte de los independentistas intransigentes –los hay que no lo son- el papel de la caverna mediática centralista de la capital del imperio, pero no miran lo que se está haciendo en aquí, en la Catalunya “unida” plural y democrática. Claro hay que recordar el gran servicio que hacen estos profesionales a la causa de los que gobiernan sin tener en cuenta el papel de un medio público. ¿Libertad de expresión?. Pues va a ser que la libertad de expresión es lo contrario de lo que están haciendo. ¿Todos los profesionales de los medios públicos son así?, no, pero hay un refrán que dice “el que calla otorga”. También decía Vazquez Montalbán que “no se le puede pedir a un periodista padre de familia que sea un héroe todos los días”. Estamos de acuerdo, pero no es menos cierto que entre eso y estar callado, siempre hay un punto intermedio que sería lo deseable.


Estos días, distintos profesionales de los medios públicos están encendiendo el fuego para la gran castañada, sin pensar que se pueden quemar más de lo que ya están, claro, al final la pela es la pela y el derecho a la información de toda la ciudadanía, ellos lo circunscriben a su círculo. ¿Son profesionales?, yo los considero predicadores bien pagados que pasarán a la historia como eso. Claro bien pagados, porque están haciendo su trabajo a la causa. ¿Hay alguien ahí para poner freno a los abusos?. Creo que la parte institucional está en Bruselas y la oposición mira para otro lado.


Me viene a la memoria una reflexión de Mafalda que dice “Estoy haciendo la dieta de la fe…comiendo de todo y esperando un milagro”. Pues eso.



'Otoño caliente, periodistas públicos y voceros del poder' es un original de catalunyapress.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil