viernes, 6 de diciembre de 2019 22:27
Ciencia e investigación

El canto de esta ave es más ruidoso que un concierto de rock

|

Campanero blanco (procnias albus)


El campanero blanco (procnias albus) es un ave que vive en América Central y del Sur, principalmente en Brasil, y tiene uno de los cantos más potentes del mundo.


El sonido de estos pájaros puede superar los decibelios de un concierto de rock o el ruido de las motosierras.


Ya se sabe que el intento de apareamiento entre especies animales tiene muchas formas de manifestación, especialmente en el mundo de las aves. Los pavos reales machos abren las plumas de la cola para mostrarlas a las hembras, mientras que los pájaros pergoleros satinados de Australia construyen un nido en un intento de captar la atención del sexo opuesto.


Un estudio de la revista científica 'Current Biology' demuestra que el apareamiento ritual del macho del campanero blanco consiste en cantar muy fuerte junto a la hembra.


El nivel máximo de decibelios alcanzado por estas aves brasileñas es de 125,4 db, lo que no se considera seguro, por ejemplo, para el oído humano.


El sonido del canto puede ser más alto que el volumen de un concierto de rock, motosierras funcionando e incluso la bocina de un coche.



Uno de los datos más curiosos es que el volumen aumenta a medida que los machos se acercan a las hembras y no lo contrario. La campanero blanco canta más bajo si está lejos del sexo opuesto. 


Antes de que estas aves fueran analizadas, otra especie coronaba el pódium de las aves más ruidosas: el guardabosques gritón (lipaugus vociferans) del Amazonas, que alcanza los 125 decibelios cerca de las hembras.


"Durante los cantos, las aves se mueven dramáticamente y dirigen las últimas notas directamente a las hembras", explica el biólogo Jeff Podos, de la Universidad de Massachusetts, en Estados Unidos, que participó en la investigación de los sonidos de estas aves.


El sonido metálico del canto se puede escuchar a más de un kilómetro y medio de distancia, según Mario Cohn-Haft, curador del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonia, en Brasil. "Son la banda sonora de la montaña", señala a 'The New York Times', refiriéndose a las montañas de la Sierra de Apiaú, en el norte de Brasil.


El canto tan fuerte hace que estas aves tengan una corpulencia diferente a la habitual, aunque son muy ligeras (pesan alrededor de medio kilo). Los campaneros blancos tienen abdominales y músculos muy robustos en comparación con las otras aves. Aunque no han podido confirmar la información, los investigadores creen que el sonido fuerte del canto puede tener un impacto perjudicial en la audición de las hembras.



COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil