martes, 26 de octubre de 2021 20:28
Internacional

El Primer Ministro del Líbano renuncia tras las protestas antigubernamentales

|

Saad al Hariri



El primer ministro libanés Saad al-Hariri ha renunciado este martes 29 de octubre tras unas protestas antigubernamentales sin precedentes que han durado casi dos semanas.


El primer ministro libanés Saad al-Hariri renunció este martes y dijo que presentaría la renuncia de su gobierno al presidente Michel Aoun, afirmando que "ha llegado a un callejón sin salida", dice 'Reuters'.


Saad al-Hariri cede ante las protestas antigubernamentales sin precedentes que han tenido lugar durante casi dos semanas y que han paralizado a una cuarta parte del país. Los manifestantes exigen una reforma del gobierno ante la creciente crisis económica. Hariri ya ha pedido a todos los libaneses que protejan la paz civil.


Los manifestantes pedían la dimisión del gobierno y del régimen que ha dominado el país desde la guerra civil de 1975-1990, y el domingo incluso formaron un cordón humano de 170 kilómetros de longitud.


Este martes, los manifestantes han aplaudido la decisión del jefe del gobierno, horas después de los violentos enfrentamientos en las calles de Beirut, cuando docenas de hombres armados, asociados con el movimiento pro iraní de Hezbolá, se habían levantado contra las protestas antigubernamentales derribando tiendas de campaña y rompiendo sillas.


Hasta el anuncio de Hariri, el gobierno no había cumplido con las demandas de las personas que habían estado impugnando el régimen durante 13 días, después de aplicar un impuesto sobre los mensajes enviados por la aplicación'online' WhatsApp.


Mientras tanto, el nuevo impuesto había sido cancelado, pero los manifestantes antigubernamentales aprovecharon la oportunidad para lanzar una fuerte campaña de acusaciones contra el gobierno, con carteles que lo llamaban "corrupto e incompetente".


En un discurso televisado el 21 de octubre, el Primer Ministro todavía trató de calmar las tensiones, anunció un plan de reforma y medidas contra la corrupción, pero no logró convencer a los ciudadanos, que continuaron llenando las calles y plazas del Líbano.


Tres días después, el presidente Michel Aoun planteó la posibilidad de una remodelación de su gabinete, que no se materializó debido a las divisiones internas, lo que agitó aún más las protestas populares.


El poderoso líder pro iraní de Hezbolá, Hassan Nasrallah, tampoco apoyó la dimisión del Gobierno y, según la prensa internacional, los gobiernos de Estados Unidos y Francia se sumaron a la petición de que el Primer Ministro permaneciera en el cargo en nombre de la estabilidad.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE