domingo, 15 de diciembre de 2019 10:50
Politica

El Rey conocerá este miércoles de primera mano la situación de las empresas españolas y de la sociedad civil en Cuba

|

Los Reyes realizan la ceremonia de ofrenda floral a José Martí en La Habana

La economía de la isla se ha deteriorado en el último año por la crisis en Venezuela y la presión estadounidense

LA HABANA, 12 (de la enviada especial de EUROPA PRESS Carolina Jiménez)
El Rey Felipe VI dedicará este miércoles la segunda jornada de su viaje de Estado a Cuba a reunirse con representantes de empresas españolas en la isla, con miembros de la sociedad civil cubana y con la colectividad española, lo que permitirá conocer la realidad del país para diferentes colectivos.

Tras una visita a la Oficina del Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, en La Habana Vieja, el Rey pronunciará su primer discurso en público de la visita en el Gran Teatro Nacional Alicia Alonso, ante la colectividad española. En Cuba residen más de 140.00 ciudadanos con nacionalidad española, la tercera colonia más numerosa de la región, solo por detrás de las de Argentinas y Venezuela.

Por la tarde será el encuentro con miembros de la sociedad civil cubana, periodistas, escritores y cuentapropistas como el actos Jorge Perugorría o el escrito Leonardo Padura que ya se reunieron hace un año con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y hace un mes con el ministro en funciones Josep Borrell. Y por la noche, en la 'cena de devolución' a los anfitriones, habrá de nuevo un discurso de Felipe VI.

En el almuerzo, en la residencia del Embajador español en La Habana, Felipe VI verá a representantes de empresas españolas en Cuba, acompañado por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el de la Cámara de España, José Luis Bonet.

El clima económico en la isla ha empeorado desde hace un año, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunió en La Habana a representantes de 300 empresas, muchos de ellos, sus principales ejecutivos que habían viajado desde España, y se comprometió a buscar soluciones para sus principales problemas: la burocracia y las demoras en los pagos por parte de la Administración cubana.

En aquel momento el clima era de cauto optimismo, incluso se anunció que Cuba reservaría grandes proyectos estratégicos a empresas españolas. Un año más tarde, el deterioro de la economía venezolana y las sanciones impuestas por el Gobierno estadounidense han hecho mella en Cuba. Entre otras, Washington ha impuesto sanciones a navieras que transportan crudo de Venezuela a Cuba, y que Cuba reexporta consiguiendo cierto oxígeno para su economía.

A las sanciones del Tesoro se ha sumado ahora la activación de los títulos III y IV de la Ley Helms-Burton. El primero abre la puerta a que empresas que hagan negocio con bienes confiscados por el régimen castrista sean demandadas ante tribunales estadounidenses; el segundo permite que se impida a sus ejecutivos entrar en Estados Unidos.

SANCIONES DE EEUU Y HELMS BURTON
El Gobierno español, como toda la UE, rechaza la Ley Helms-Burton por su extraterritorialidad y cuenta con un Estatuto de Bloqueo de la UE con el que pretende dejar sin efecto cualquier resolución judicial que resulte de su aplicación y, además, abrir una vía para que las empresas obtengan reparación judicial por los daños que sufran por su aplicación.

Pese a los esfuerzos europeos, el caso es que ya hay empresas españolas demandadas: Meliá y BBVA han sido objeto de demandas; Iberostar, Iberia y Air Europa pueden ser las próximas, según el recuento que hace el Consejo Económico y Comercial EEUU-Cuba.

Pese a la fortísima presencia de grandes empresas españolas, sobre todo hoteleras, gran parte de las 250 empresas mixtas o sucursales de empresas españolas en Cuba son pymes, que siguen sufriendo retrasos en los pagos por parte de la administración. Fuentes conocedoras de la situación consultadas por Europa Press cifran esos impagos en 300 millones de euros, el mismo nivel que hace un año aunque no se trata de las mismas partidas.

Hace un año, el Gobierno puso en marcha nuevos instrumentos de financiación para las empresas españolas en Cuba, 30 millones de euros a cargo de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) que se han utilizado íntegramente y que ahora debe empezar a reintegrar los fondos.

ESPAÑA, TERCER SOCIO COMERCIAL DE CUBA
España es uno de los principales socios de Cuba, con cerca de 1.000 millones de comercio bilateral al año, principalmente exportaciones de España hacia la isla. España, solo por detrás de China y Venezuela, vende a Cuba máquinas y repuestos para muchos sectores, equipamiento eléctrico, suministros para la agricultura, hostelería, materiales de construcción, repuestos para automóviles y camiones y alimentos. De Cuba, España importó en 2017 unos 170 millones de euros, principalmente ron, azúcar, marisco, tabaco y chatarras de diversos metales.

En Cuba es clave, por otro lado, la presencia del sector turístico español. En la isla rigen un centenar de contratos de gestión de hoteles -la propiedad es estatal cubana-- por parte de 21 cadenas extranjeras. De ellas, 10 son de origen español y gestionan unos 80 contratos de administración y alrededor del 70 por ciento de las habitaciones, según datos oficiales de 2017.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil