domingo, 29 de noviembre de 2020 15:12
Sociedad

El mercado europeo está plagado de juguetes tóxicos procedentes de China

|

Juguetes de plu00e1stico


Los países de la UE están siendo "inundados" por juguetes tóxicos, en su mayoría de plástico, procedentes de China, que amenazan la salud de los niños, advierte un informe de la Oficina Europea de Medio Ambiente (European Environmental Bureau, EEB), una red europea de unas 150 organizaciones no gubernamentales medioambientales de más de 30 países.


Incluso se menciona que en 13 de los 15 países analizados se ha encontrado contaminación peligrosa por ftalatos (un compuesto químico que hace que el plástico sea más maleable y se considere carcinogénico) en niños. 


Según las cifras publicadas por la organización, sólo este año las autoridades nacionales bloquearon la venta de 248 modelos de juguetes, ya que revelaron niveles ilegales de sustancias químicas tóxicas en las pruebas.


De ellos, 228 (92%) se clasificaron como "riesgo grave", 219 (88%) procedían de China y 127 (51%) estaban contaminados con ftalatos. Una máscara detectada en Alemania contenía un 43% de ftalato y los productos encontrados en Polonia y Francia también estaban "gravemente contaminados", según la Oficina Europea del Medio Ambiente (EEB), que cita el Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europea (para productos no alimentarios).


OTROS MUCHOS PRODUCTOS TÓXICOS EN EL MERCADO


Los juguetes no fueron los únicos productos confiscados por contener productos tóxicos, sino también los vehículos de motor y los electrodomésticos, entre muchos otros.


En los documentos de la EEB, en España existen 41 referencias a productos como sillas y ropa para bebés, además de calzado de mujer, perfumes y cosméticos, entre otros. Además de juguetes, otros países informaron de asientos infantiles para automóviles (Bulgaria), ropa infantil (Chipre), cosméticos (República Checa), andadores para bebés (Francia) o iluminación y equipos eléctricos (Italia).


El pasado invierno, las autoridades aduaneras de cuatro países fronterizos de la UE ya habían anunciado que se habían inspeccionado 2,26 millones de juguetes de plástico chinos, como resultado de lo cual se había impedido la entrada en Europa de 722.598 juguetes con niveles ilegales de ftalatos. 31.590 juguetes fueron destruidos.


De los juguetes contaminados, la gran mayoría (92%) tenían la marca de seguridad CE del fabricante. La marca CE significa que el juguete cumple con la legislación vigente. Los productos incautados, a pesar de llevar la marca, no cumplían la legislación europea en materia de salud, seguridad y medio ambiente.


EEB recuerda que ya se ha realizado un importante estudio en varios países de la Unión Europea, uno de ellos Portugal, en el que han participado niños de 6 a 11 años y sus madres y en el que se ha analizado la exposición a diversos productos. En ese momento, en casi todos los países se encontraban niños contaminados con ftalatos, en promedio el doble que las madres, pero también había niveles de contaminación que alcanzaban 12 veces más que sus madres.


"La Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (con sede en Finlandia) ha llegado a la conclusión de que la situación no está adecuadamente controlada", dice EEB, que añade que "la Directiva Europea de Seguridad de los Juguetes excluye la producción de muchas sustancias químicas nocivas, pero descuida otras", y que "hay pruebas" de que se está comercializando plástico reciclado para juguetes que contienen "sustancias prohibidas" y de que los juguetes se están vendiendo "con sustancias legales en concentraciones ilegales".


EEB lanza una campaña este jueves para concienciar sobre el problema, diciendo que es hora de que las empresas dejen de poner productos tóxicos en los juguetes. La responsable de la zona de la EEB, Tatiana Santos, dice, citada en el documento, que los inspectores hacen un buen trabajo, pero se pregunta cuántos juguetes peligrosos entran en Europa sin ser detectados.


Santos nos recuerda que los niños son vulnerables y subraya que la industria debe "despertar rápidamente" al problema y que los importadores deben presionar a los proveedores chinos. Y defiende "leyes más duras" y que los juguetes deben ser etiquetados con la composición química.





COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil