jueves, 2 de abril de 2020 18:27
Economía

El buque insignia de El Corte Inglés en Madrid sufre un batacazo de ventas por el coronavirus

|

Las alarmas han saltado por el pánico provocado por la expansión del coronavirus. La afluencia de consumidores se ha derrumabdo y con ello las ventas. El Corte Inglés está sufriendo en su facturación el miedo generalizado por el coronavirus por lo que ha activado un comité de crisis para poner en marcha un plan de ajustes que compense el brusco descenso de ventas.



ELCORTEINGLES



Su buque insignia el edificio de la Castellana en Madrid y situado junto a Nuevos Ministerios y el Estadio Santiago Bernabéu, ha registrado un desplome del 18,9% en la cifra de facturación en lo que va de marzo y no  registraba esas crifras en más de una década. 


Castellana genera cerca del 5,7% de la cifra de negocio, el 15% del beneficio de explotación o Ebit y el 10% del ebitda del negocio 'retail' de todo el 'holding', división de la que obtiene el 80% de la facturación. 


En enero y febrero, las ventas de Castellana bajaron ya un 2%, en unos meses muy dispares, ya que este ejercicio el Fin de Año Chino, uno de los motores de la facturación de este centro por la llegada de turistas asiáticos.


Este brusco retroceso de casi el 20% ha alertado a la cúpula directiva de la compañía, que lleva monitorizando día a día la evolución de las ventas y, sobre todo, la afluencia de público a sus locales. La caída media de las ventas de todo el grupo oscila entre el 5 y el 10%, un porcentaje muy elevado en un sector en el que las oscilaciones de más o menos el 2% suelen ser motivo de análisis interno. Victor del Pozo, el consejero delegado del 'holding', ha pedido al equipo financiero distintos planes de actuación si la caída de la facturación se prolonga en el tiempo. Del Pozo ya tenía previsto poner en marcha una reestructuración profunda de la capacidad comercial de la cadena, que incluía la revisión, venta o cierre del 25% de los centros que actualmente están abiertos y que afectará a su plantilla y en caso de que la caída de la cifra de negocio se profundice, es restructuración se acelerará.


EL ÁREA DE VIAJES SE ENCUENTRA EN UN ERTE QUE AFECTA A 5.000 EMPLEADOS


Una de las áreas que más preocupan, es la división de Viajes, la segunda que más factura y la tercera que más aporta a la cuenta de resultados. Las limitaciones de movilidad aprobadas en varios países de Europa y la condición de España como el segundo país del Viejo Continente más afectado por el Covid-19 se han traducido en un derrumbe de las reservas. Esta es la única filial en la que El Corte Inglés aplicó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para su plantilla —5.000 empleados—, que supuso la reducción en un 20% del salario y de la jornada.



COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil