martes, 4 de agosto de 2020 19:17
Politica

La oposición critica "falta de control" en residencias y Urkullu alega menor mortalidad que en el resto de CCAA

|

El lehendakari afirma que los usuarios de residencias suponen el 32% de las muertes por la pandemia en Euskadi, frente al 70% en el Estado

La oposición ha criticado la "falta de control" por parte del Gobierno Vasco sobre las residencias de personas mayores, antes y después de la crisis del Covid-19, a los que el lehendakari y candidato a la reelección, Iñigo Urkullu, ha respondido que la responsabilidad de control de esos centros corresponde a la diputaciones. Asimismo, ha recordado que en Euskadi solo un 32% de las víctimas mortales de la pandemia eran usuarios de residencias, frente al 70% de fallecidos en el conjunto del país.

Del mismo modo, Urkullu ha criticado el "oportunismo" de los partidos de la oposición a la hora de reclamar un cambio de modelo de gestión de las residencias, cuando todos los partidos participantes en el debate electoral de esta noche en ETB, a excepción de Equo Berdeak, han tenido responsabilidades de gestión en diferentes puntos del Estado, y "nunca se han cuestionado cambiar el modelo de gestión".

Miren Gorrotxategi ha denunciado que las residencias se han convertido en un nicho de empresas, maximizando beneficios, "incluso a costa de la salud de los mayores", por lo que ha dicho que urge un cambio del modelo de residencias, y ha defendido un modelo público residencial y con condiciones de trabajo "dignas", en el que se asimilara el personal residencial al Servicio vasco de Salud.

Por su parte, Maddalen Iriarte ha asegurado que "no se puede aceptar de forma natural que 600 personas hayan fallecido en residencias por el covid-19", por lo que, de cara al futuro, ha propuesto pagar mejor a las trabajadoras, ofrecer dos horas de atención diaria a los residentes, y crear un servicio vasco de servicios sociales que dé respuesta "desde que nacemos hasta que morimos". "La falta de control de las residencias privadas ha sido lamentable y el Gobierno no ha hecho nada", ha reprochado.

Por su lado, Idoia Mendia ha abogado por un sistema que asista a los mayores en sus domicilios, con viviendas adaptadas, de manera que los mayores sean autónomos para lograr una vida "larga y plena". Para ello, ha propuesto innovar en temas de vivienda y en la red de cuidados comunitarios.

Carlos Iturgaiz ha denunciado que en Euskadi "se ha abandonado a los mayores" y ha llamado a replantearse la situación en las residencias de cara al futuro. También ha criticado a Urkkullu que se negara a recibir la ayuda de la UME para limpiar las residencias durante la crisis de la pandemia.

José Ramón Becerra ha lamentado también la "precariedad" que padecen las trabajadoras de las residencias, por lo que ha apostado por mejorar los medios y personal de las residencias, y avanzar hacia un sistema de atención personalizada y domiciliaria.

Los candidatos a lehendakari también han abordado la RGI, de la que Urkullu ha dicho es un derecho subjetivo para todas las personas, ha recordado que en la actualidad hay menos perceptores, que ahora subirán con la crisis, "pero seguro que todas esas personas (que la soliciten)serán atendidas, porque es un derecho subjetivo".

Gorrotxategi ha alertado de que la RGI se ha ido "deteriorando" a la hora de cubrir a las personas en situación de pobreza y ha recordado que "casi la mitad de los que acceden a la RGI, no consiguen salir de la pobreza". Una vez aprobado el Ingreso Mínimo Vital, ha apuntado que "lo que nos ahorramos en RGI, tiene que servir para extender el número de personas beneficiarias y adecuar sus cuantías".

Maddalen Iriarte ha apostado por ampliar las condiciones de acceso a la RGI para proteger a más gente, mientras Idoia Mendia ha confiado en la mejora que suponga la reforma de la ley de la RGI, al tiempo que ha propuesto un fondo de innovación para políticas sociales. "La tecnología nos va a ayudar a vivir mejor cuando seamos mayores, hay que invertir en investigación", ha dicho.

Sobre esta renta, Iturgaiz ha dicho que "ayudas sí, abusos no", para denunciar que hay personas que necesitan esa ayuda "y no llegan, y otros se benefician abusando de ellas", por lo que ha reclamado la huella digital para que no haya fraude, y que la ayuda se ligue a la búsqueda de empleo. Urkullu le ha respondido al candidato popular que, según los datos que maneja, el fraude en la RGI se sitúa por debajo del 5%.

Además, Iturgaiz ha sugerido que con el ahorro en RGI se complementen las pensiones más bajas de los jubilados, a las viudas y se ayude a los autónomos.

A esto, Becerra ha preguntado "¿qué hacemos con las personas que no son empleables" y ha lamentado que hay 54.000 personas en Euskadi que no tienen asegurado ingresos mínimos para poder vivir.

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil