domingo, 20 de mayo de 2018 15:54
Politica

Muere el exministro Miguel Boyer de una embolia pulmonar

|

El exministro socialista, Miguel Boyer, ha fallecido en la clínica Ruber Internacional, donde ingresó de urgencia esta misma mañana, según informan a Europa Press fuentes cercanas a la familia. La causa del fallecimiento ha sido una embolia pulmonar.

Boyer nació el 5 de febrero de 1939 en la localidad francesa de San Juan de Luz,2 3 donde se había instalado su familia, exiliada como consecuencia de la Guerra Civil. Su padre, José Boyer Ruiz-Beneyán, era militante de Izquierda Republicana, partido cercano a Manuel Azaña, y era hijo, a su vez, de José Boyer Granero y de Concepción Ruiz Beneyán. Los padres de Concepción se llamaban Antonio Ruiz Pastor (natural de Blanca, Murcia), que viajó por motivos laborales a La Habana, y Carmen Beneyán Rubio (natural de Madrid). Por línea materna procede de una familia de políticos liberales riojanos, entre los que figuraron su bisabuelo Amós Salvador Rodrigáñez y Tirso Rodrigáñez, y más lejanamente Sagasta, que fueron ministros de Hacienda y gobernadores del Banco de España, así como Amós Salvador Carreras, hijo de Rodrigáñez, militante de Izquierda Republicana y ministro de Gobernación en el último gobierno presidido por Manuel Azaña durante la Segunda República (febrero-mayo de 1936).

Estudió en el Liceo Francés de Madrid. Se licenció en Ciencias Económicas y Físicas en la Universidad Complutense de Madrid, ejerciendo como profesor de la Escuela de Ingenieros de Telecomunicación. Trabajó en el Servicio de Estudios del Banco de España, fue subdirector del Servicio de Estudios del Instituto Nacional de Industria, y se le nombró director del mismo en 1974 y también fue director de Planificación y Estudios del Instituto Nacional de Hidrocarburos en 1981

Militante socialista desde los años sesenta, llegó a estar encarcelado por su militancia política, varios meses en la cárcel madrileña de Carabanchel. Después de pasar por la ejecutiva del partido lo abandonó, y no volvió al mismo hasta 1979, cuando fue elegido diputado en las elecciones legislativas, por la provincia de Jaén.

Fue Ministro de Economía, Hacienda y Comercio con Felipe González desde el 3 de diciembre de 1982 al 6 de julio de 1985. Entre sus actuaciones más destacadas se encuentra la expropiación de Rumasa, la Ley de Arrendamientos Urbanos y el conocido como Decreto Boyer, que liberalizaba los horarios comerciales y modificaba la Ley de Arrendamientos Urbanos, transformando los contratos de alquiler, que hasta entonces podían tener carácter vitalicio, en temporales. Durante su mandato como ministro promovió una política fiscal y monetaria restrictiva y estabilizadora de lucha contra la inflación. Mantuvo conflictos con otros ministros del gobierno como Alfonso Guerra que preconizaban una política económica diferente, más propensa al aumento del gasto público. En este puesto, según valoración del catedrático de Estructura Económica de la Universidad Autónoma de Madrid, Ramón Tamames, "en esto del endiosamiento o del síndrome ministerial en el PSOE, Boyer se llevó la palma.(...) Boyer siempre fue desdeñoso y pocas veces sonriente salvo en la intimidad que podía llegar a aparecer casi humano" (Ramón Tamames, La Economía Española, 1975-1995, Madrid, Ediciones Temas de Hoy, 1995, p 204-205).

Tras su salida del gobierno desempeñó cargos directivos en distintas empresas, presidente del Banco Exterior de España en 1985, presidente de Cartera Central y vicepresidente de FCC Construcción del Grupo de Fomento y Construcciones y Contratas (FCC). En 1999 fue nombrado presidente de la Compañía Logística de Hidrocarburos CLH, S.A. Por su matrimonio con Isabel Preysler se convirtió en un personaje asiduo de la denominada prensa del corazón. El 27 de febrero de 2012 sufrió un ictus, y recibió rehabilitación en el Centro Lescer de Madrid para recuperarse de dicha lesión.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil