domingo, 20 de mayo de 2018 15:49
Deportes

El juez Ruz rechaza imputar a Bartomeu y Faus por el fichaje de Neymar por el Barça

|

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha rechazado la imputación del presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep María Bartomeu, y del vicepresidente económico, Javier Faus, por el fichaje del futbolista brasileño Neymar, al considerar que en este momento de la investigación no existen "elementos suficientes" para que sean investigados.

Ruz, de acuerdo con el fiscal José Perals, rechaza ampliar la querella que presentó el socio Jordi Cases para imputar a los dos mandatarios del club, que firmaron los contratos con el delantero, al entender que de su escrito "no se colige una suficiente concreción de los comportamientos" que se les atribuyen en relación con "su participación activa en los hechos investigados".

El magistrado, que investiga al expresidente de la entidad Sandro Rosell y al Barça como persona jurídica por este traspaso, rechaza la ampliación de la querella "sin perjuicio de lo que se resuelva una vez practicadas las diligencias actualmente en trámite", en referencia a la ampliación del dictamen pericial que encargó para determinar la existencia de "un perjuicio efectivo y cuantificable" para el club.

El instructor argumenta que el hecho de que Bartomeu y Faus firmaran los contratos no puede "justificar por sí sola" una ampliación de la querella ni su imputación por los delitos de apropiación indebida en su modalidad de distracción y contra la Hacienda Pública. Según el juez, las diligencias practicadas, entre ellas la declaración de Rosell y del representante del Barça, tampoco han aportado "nuevos indicios que pudieran suponer la concreción de los hechos de incriminación" que se les atribuyen.

"CAPACIDAD NEGOCIADORA"

Reproduciendo los argumentos del Ministerio Público, el juez destaca que la presunta comisión del delito de fraude fiscal no derivaría de la mera firma de los contratos sino de la ausencia de retención y tributación a la Hacienda Pública de las retribuciones abonadas a Neymar, lo que en todo caso resultaría "exigible" a Rosell y al Barça como persona jurídica.

En relación con el delito de apropiación indebida, apunta que en el presente estadio de la investigación esta imputación se encuentra pendiente de la práctica de las diligencias que se están practicando, por lo que, tras su finalización, volverá a analizarse la posible participación en los hechos de "otras personas que, habiendo formado parte de la Junta Directiva del Fútbol Club Barcelona, hubieren tenido efectiva capacidad negociadora y decisoria" en el fichaje.

Para acreditar la supuesta comisión de este último delito se han solicitado las actas de la Junta Directiva del club de 2013 y se han acordado las declaraciones como testigos, el próximo miércoles, de Neymar Da Silva Santos, padre y representante del futbolista, y del director financiero del club, Nestor Almela. También comparecerá un perito de la Agencia Tributaria que analizará las cuentas del club en relación con este traspaso y el trrabajo que realizó al respecto la auditoria Deloitte.

DIEZ CONTRATOS INVESTIGADOS

Rosell declaró el pasado 22 de junio ante Ruz que el fichaje de Neymar costó 57,1 millones de euros y ha defendido la legalidad de la operación a pesar de que en su momento no leyó "la letra pequeña" de los contratos, según explicaron fuentes jurídicas.

En total, Ruz investiga los diez contratos que el Barça firmó con la empresa del padre de Neymar y el Santos para incorporarlo a su plantilla a comienzos de la temporada 2013-2014. Según la Agencia Tributaria, el club catalán dejó de abonar al menos 9,1 millones de euros a Hacienda en relación con el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes (IRNR) y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) al no tributar por pagos por valor de 37,9 millones de euros que se realizaron entre 2011 y 2013.

En concreto, Hacienda cifró un posible fraude de 2,4 millones en el primer ejercicio y de 6,7 millones en el segundo, a los que habría que sumar otros 2,6 millones de euros correspondiente al ejercicio de 2014. Según el informe de la Agencia Tributaria, al que tuvo acceso Europa Press, el Barça únicamente tributó por uno de los siete contratos que firmó con las empresas del padre de Neymar.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 investiga el fichaje de Neymar desde el 22 de enero pasado, día en el que admitió a trámite una querella presentada por el socio del Barça Jordi Cases contra el entonces presidente de la entidad Sandro Rosell, quien se vio obligado a presentar su dimisión un día después.

El pasado 23 de febrero la Junta Directiva del Barça acordó por unanimidad presentar una declaración complementaria a Hacienda por la que pagaba 13.550.830,56 euros, a fin de "saldar cualquier posible deuda" derivada de esta operación.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil