jueves, 24 de mayo de 2018 16:10
Sociedad

Una buena hidratación mejora la capacidad cognitiva y el rendimiento intelectual

|

El doctor y presidente del Instituto de Investigación Agua y Salud, Francisco Maraver, ha asegurado que una buena hidratación "mejora la capacidad cognitiva y el rendimiento intelectual", especialmente en los estudiantes.

En una entrevista de Europa Press, Maraver ha explicado que una mala hidratación con una ingesta insuficiente de minerales puede provocar fácilmente cansancio, dolor de cabeza e incluso mareo --gran deshidratación--.

"Es fundamental para tener una buena capacidad cognitiva y para que el riñón funcione mucho mejor, ya que así el aparato digestivo no tiene que forzar el rendimiento y buscar agua del propio medio interno", ha especificado el también académico de la Universidad Complutense de Madrid.

Ha aconsejado consumir dos litros en el caso de los hombres y 1,5 litros --ocho vasos de agua--, en el de las mujeres, aunque esta proporción siempre dependerá de la edad, el clima y los estados fisiológicos, entre otros factores.

La diferencia del consumo según el sexo se explica porque el cuerpo de la mujer tiene más grasa que el del hombre --su organismo está compuesto por agua en un 70%-- y por su corpulencia no necesita ingerir la misma cantidad.

"Cuando nacemos tenemos aún más proporción de agua --hasta un 85%-- y cuando envejecemos se reduce a un 60%", siendo los hombres mayores los que dejan de tener la misma capacidad de almacenar agua, y generan glucosa y calorías.

El organismo se sirve de la sed como mecanismo para reponer adecuadamente el agua que gasta y tener así un buen "equilibrio hídrico", pero este sistema de alerta no funciona bien en ancianos y niños, de manera que son necesarias pautas saludables para asegurar una buena hidratación.

AGUA MINERAL: "100% NATURAL"

Ha defendido que el agua mineral es una garantía ante el agua del grifo para tener una hidratación saludable, puesto que es "100% natural" por la constancia de su composición y porque su origen es conocido --a pie de manantial--.

En cambio, la del grifo procede de orígenes distintos --embalses, ríos y desalinizadoras, por ejemplo--, depende de las inclemencias del tiempo, y está tratada, por lo que ha defendido usarla sólo para limpiar o ducharse.

Según detalla, la legislación sanitaria española permite que el agua del grifo esté tratada con hasta 87 sustancias distintas; en cambio, la mineral no tiene productos químicos porque no pasa por estos procesos.

MEJOR LA MINERALIZACIÓN DÉBIL

Ha concretado que existen cuatro tipos diferentes de aguas en relación a la mineralización --muy débil, débil, media y fuerte--, y "lo ideal" es la de mineralización débil, es decir, el agua que contiene menos de 500 miligramos de minerales.

"Si soy consumidor y tengo cultura del agua me fijaré bien en la etiqueta y elegiré contenidos en calcio, magnesio y mineralización débil para una correcta hidratación", ha aconsejado el doctor.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil