domingo, 11 de abril de 2021 17:47
Economía

Las cotizadas españolas emitirán hasta 5.000 millones en bonos híbridos este año, tras un 2020 récord

|

Archivo - Ilustración del Palacio de la Bolsa en Madrid.

Scope Ratings destaca la flexibilidad de esta fuente de financiación, que aumentó un 80% en Europa

La agencia de calificación Scope Ratings prevé que las firmas cotizadas españolas emitan hasta 5.000 millones en bonos híbridos en 2021, después de que Iberdrola y Telefónica ya hayan acudido al mercado con dos emisiones para recaudar 3.000 millones en lo que va de año y tras un 2020 récord.

Las emisiones de empresas españolas representaron el 9% del mercado europeo de bonos híbridos en 2020, que se disparó un 80% hasta alcanzar la cifra récord de 53.000 millones de euros. Esto equivale a una emisión de 5.000 millones de euros por parte de las cotizadas de España en el último año, muy por encima del volumen anual medio de entre 1.000 y 3.000 millones de euros antes de la crisis de Covid-19.

"El rápido crecimiento del segmento de los híbridos sugiere que esta parte del mercado de capitales europeo ha madurado un poco más, atrayendo a una gama más amplia de emisores y despertando el apetito de los inversores. Los híbridos se están convirtiendo en una fuente de fondos cada vez más fiable para los emisores, incluso en tiempos de crisis", explica a Europa Press la analista sénior de Scope Ratings, Azza Chammem.

En 2020, entre los emisores españoles destacaron Iberdrola, con un doble tramo de 2.000 millones de euros; Telefónica, con un bono híbrido verde de 500 millones de euros, y Repsol, con un doble tramo de 1.500 millones de euros, según los datos de Scope. En las seis semanas iniciales del año, las dos primeras han vuelto a acudir a los mercados, con el mayor bono híbrido verde europeo para recaudar 2.000 millones de euros, en el caso de Iberdrola, y un bono híbrido sostenible de 1.000 millones de euros, por parte de Telefónica.

Además de estas dos grandes compañías del Ibex 35, también es posible que otras empresas españolas acudan al mercado, ha señalado Chammem, quien considera que la refinanciación anticipada de los bonos en circulación con primera fecha de 'call' en 2022 o 2023 podría aumentar el volumen de bonos híbridos este año.

INSTRUMENTO CON MÁS FLEXIBILIDAD
"El mercado de híbridos resulta especialmente atractivo para las empresas intensivas en capital que dependen en gran medida de la financiación de la deuda y de la necesidad de preservar la calidad crediticia", explica la analista sénior de Scope Ratings.

Los bonos híbridos son productos que por su naturaleza no pueden clasificarse como de renta fija, ni tampoco de renta variable. Los principales productos de este tipo son las participaciones preferentes y las obligaciones y bonos convertibles.

Las características similares a las de la renta variable proporcionan a los tesoreros de las empresas flexibilidad a la hora de proteger las calificaciones crediticias y preservar la liquidez, en parte porque los emisores pueden aplazar los cupones.

Según la experta, los bajos rendimientos del mercado de bonos sénior y el mayor riesgo del mercado de bonos de alto rendimiento también garantizan que este segmento siga atrayendo la atención de los inversores ávidos de rendimiento que buscan una combinación más equilibrada de riesgo y rentabilidad.

TENDENCIA EN TODA EUROPA
A mediados de febrero, las empresas no financieras de Europa habían emitido unos 11.000 millones de euros en bonos híbridos, frente a unos 2.000 millones de euros en el mismo periodo del año pasado y 4.400 millones de euros a principios de 2019.

Scope Ratings anticipa que, si el fuerte flujo de operaciones de este año continúa, el volumen de 2021 podría volver a superar los 50.000 millones de euros. Entre los factores que favorecen otro año activo se encuentra el elevado volumen de bonos híbridos en circulación con una primera convocatoria próxima entre 2021 y 2023.

"Vemos un mayor crecimiento a largo plazo para el segmento por varias razones, incluso aunque el volumen de híbridos este año no lograra igualar los niveles de emisión récord de 2020, a pesar de un aumento de cinco veces en las primeras seis semanas en comparación con el mismo período del año pasado", asegura la experta.

Asimismo, las emisiones de bonos híbridos confirman el floreciente mercado de valores vinculados al medio ambiente, la sociedad y la gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés), especialmente en el sector de 'utilities', cada vez más interesadas en la emisión de híbridos verdes.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil