domingo, 25 de julio de 2021 07:07
Salud

Estudian un nuevo tratamiento más eficaz contra el cáncer de mama

|

El Instituto de Investigación Sanitaria Incliva, del Hospital Clínico de València, participa en un ensayo internacional que "abre las puertas a un tratamiento más eficaz del cáncer de mama", según destaca la entidad.


EuropaPress 3773478 instituto investigacion sanitaria incliva hospital clinico valencia

@EP


Se trata de un proyecto multicéntrico y aleatorizado sobre el uso del fármaco olaparib, tras quimioterapia, en cáncer de mama localizado HER2 negativo con mutaciones germinales en los genes BRCA1/2, que ha demostrado un aumento de la supervivencia tras el tratamiento durante un año, si bien se requieren aún más estudios para ratificar estos resultados y valorar a qué subgrupo de pacientes beneficia en mayor medida, precisan.


Las conclusiones de este estudio -'OlympiA. A phase III, multicenter, randomized, placebo-controlled trial of adjuvant olaparib after (neo)adjuvant chemotherapy in patients with germline BRCA 1/2 mutations and high-risk HER 2 negative early breast cancer'-, que acaban de presentarse en el marco del 57º congreso anual de ASCO (American Society of Clinical Oncology), y se han publicado simultáneamente en The New England Journal of Medicine, abren las puertas a una nueva terapia dirigida en el cáncer de mama localizado hereditario.


En el año 2020 se diagnosticaron un total de 34.088 nuevos casos de cáncer de mama en España, siendo este tipo de tumor el más frecuente entre las mujeres en nuestro país. Se estima que entre el 5% y el 10% de los cánceres de mama son hereditarios, y, de estos, los más frecuentes son debidos a mutaciones en los genes BRCA1 y 2.


Los genes BRCA 1 y 2 se encargan de reparar el ADN (nuestro material genético), que está sometido a continuas modificaciones. Si existe una mutación en BRCA1/2, el ADN no se repara correctamente y existe un aumento de riesgo de cáncer de mama y de ovario, fundamentalmente.


Todos los avances en la investigación de los últimos años están permitiendo profundizar en el conocimiento de la biología y las bases moleculares del cáncer de mama, lo que, a su vez, facilita la identificación de nuevas dianas terapéuticas y unos tratamientos más selectivos para las pacientes.


Los progresos van encaminados hacia un manejo diagnóstico y terapéutico más preciso e individualizado para conseguir los resultados más óptimos. Por ello son tan importantes los estudios como OlympiA, sobre la eficacia de olaparib, un fármaco oral que pertenece a la familia de los inhibidores de la enzima poli ADP ribosa polimerasa (PARP).


Los inhibidores del PARP son lo que se conoce como un tratamiento dirigido, que han demostrado en estudios previos que son capaces, en células tumorales con una mutación BRCA1/2, de generar la muerte de esas células cancerígenas.


Este estudio --un ensayo aleatorizado doble ciego de fase III-- incluyó pacientes con cáncer de mama localizado con factores clínico-patológicos de alto riesgo perfil Triple negativo o Luminal con mutación en los genes BRCA1/2.


En total participaron 1.836 pacientes de 420 centros en 23 países, de los cuales 109 pacientes corresponden a centros españoles. En España participaron 40 hospitales, incluyendo el Hospital Clínico de València-Incliva un total de 10 pacientes.


Las pacientes se asignaron al azar a recibir olaparib o placebo durante un año. El objetivo principal era la supervivencia libre de enfermedad invasiva.


Los resultados han mostrado un aumento en la supervivencia libre de enfermedad en el grupo al que le correspondió la rama de tratamiento con olaparib. Y al mismo tiempo se ha demostrado que el fármaco oral olaparib tiene una buena tolerancia y, además, no causa alopecia.


Lo fundamental de esta investigación es que permite seleccionar a aquellas pacientes con cáncer de mama con mutaciones hereditarias en los genes BRCA1 y 2 y ofrecerles un nuevo medicamento dirigido hacia una diana molecular.


En este proyecto ha participado el Grupo de Investigación de Biología en Cáncer de mama de Incliva, bajo la dirección de la doctora Begoña Bermejo y la participación de los doctores Maite Martínez, Juan Miguel Cejalvo, Cristina Hernando y las enfermeras de investigación Silvia Coret, Isabel Catoira, Sara Rodíguez y Cristina Tebar.


La American Society of Clinical Oncology ha celebrado esta semana, entre los días 4 y 8 de junio, su 57ª edición (57th ASCO Annual Meeting), el gran encuentro anual en el que se dan cita oncólogos de todo el mundo. A lo largo de cinco días, los mejores expertos han abordado temas científicos de relevancia y han mostrado los últimos avances en la lucha contra el cáncer.


El encuentro de ASCO 2021 se ha celebrado en formato virtual por segundo año consecutivo a causa de la pandemia por Covid-19 y no en su tradicional sede del centro de convenciones McCormick de Chicago (EEUU), que, en pasadas ediciones, acogía a miles de oncólogos.


Hasta el 8 de junio se han debatido en decenas de sesiones diferentes los principales estudios de los 4.900 presentados al congreso. El estudio OlympiA se presentó en la sesión más importante de dicho encuentro.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil