sábado, 18 de septiembre de 2021 01:03
Opinión

La atención primaria no funciona, es un desastre

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

En pleno verano, con el repunte de los casos de covid, con gente de vacaciones, y con suplencias sin cubrir en la sanidad catalana -no sé cómo estará en el resto de España-, el gobierno de la Generalitat tiene contentos a sus amados ciudadanos que cada día sufren las carencias del sistema sanitario catalán.


No es nueva la falta de suplencias de profesionales de la sanidad cada verano, pero especialmente este. Eso se nota en todo el sector, especialmente en la primaria, donde los centros de salud se encuentran bajo mínimos, y las visitas presenciales se han reanudado a cuentagotas para desespero de los pacientes y no se vislumbra en el panorama que esto vaya a mejorar.


CAP florida, ambulatori, centre d'atenció primària, Barcelona

CAP La Florida @ep


Pero el caso es que la cosa va a más en la atención primaria. Si antes, por la pandemia, los usuarios debían solicitar la petición de visita a su médico de cabecera en el teléfono de su CAP correspondiente -antes era presencial- y le daban día y hora en el momento, ahora, eso ya no es así. Hay un número para llamar que es para toda Catalunya. ¿Qué ocurre con este nuevo sistema? Pues que cuando marcas el 933268901 sale una voz grabada que dice “Instituto Catalán de la Salud, servicio de programación de visitas”, para a continuación informar que pueden pedir hora en la página web. Hacen esperar unos minutos para afirmar que las líneas están ocupadas y cuando llevan esperado un cuarto de hora cuelgan o indican que vuelvan a llamar pasados unos minutos porque las líneas siguen ocupadas. Si tienen la suerte de ser atendidos después de muchos intentos -hay gente que se ha pasado dos días para lograrlo- preguntan por el motivo de la petición de visita al médico. ¿Será para tomarse un café? Terminado el interrogatorio de la operadora piden el número del teléfono móvil del solicitante y le informa que ya le llamarán para darte la cita. Pueden pasar hasta dos días – otros afirman que más- para que llamen y den cita que puede ir desde diez a quince días. Es un sistema perfecto para rechazar a los enfermos que tan desatendidos han estado durante la pandemia, también antes. Es realmente indignante.


Cuando se habla de descentralizarse del gobierno del Estado, resulta que ahora en la sanidad catalanas se centraliza mucho más por lo que se pierde eficacia: se retrasan las visitas, se burocratiza la asistencia y los únicos que salen ganando son las empresas adjudicatarias del servicio, en detrimento de la salud de la ciudadanía, que debería ser la preocupación principal de un gobierno. Una jugada perfecta que se le ha ocurrido a una mente brillante en economía de “escala”.


Si en lugar de hablar y gastar el dinero en otras cosas que no benefician a todas las personas se dedicaran esos recursos a sacar de la UCI a la sanidad catalana, los resultados serían otros bien distintos. Es una auténtica vergüenza que la atención primaria -el resto también- estén en estas condiciones y parece que a nadie se le cae la cara de vergüenza. Medidas, cambios sí, pero que beneficien a la ciudadanía. Los Centros de salud, deben recupera la gestión de facilitar las citas, no el centralismo sanitario que se está aplicando para el desespero de todo el mundo, pero en especial de las personas mayores que deben recurrir a sus familiares para que les hagan la gestión. ¿Esta es la eficiente sanidad catalana? Está claro que la atención primaria no funciona, es un desastre. Decía Confucio que “Gobernar significa rectificar!”, ¿Lo aplicarán? Tengo serias dudas hasta que la gente se eche a las calles.


COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil